07 de enero de 2019
07.01.2019
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B
Real Murcia00Sevilla Atl.

Año nuevo, mismos problemas para el Real Murcia

El Real Murcia no pasa del empate sin goles ante el filial del Sevilla y vuelve a evidenciar su divorcio con el gol en una jornada en la que Dani Aquino es baja por sanción

07.01.2019 | 13:56
Año nuevo, mismos problemas para el Real Murcia
Año nuevo, mismos problemas para el Real Murcia

El Real Murcia no ha pasado del empate sin goles ante el filial del Sevilla (0-0) y vuelve a evidenciar su divorcio con el gol en una jornada en la que Dani Aquino es baja por sanción.

El equipo grana de los primeros minutos ha dado la sensación de tener una marcha más que un Sevilla que se ha visto un poco encerrado por momentos. El gran problema de los granas en los primeros cuarenta y cinco minutos ha sido que, a pesar de disfrutar hasta de dos ocasiones bastantes claras, los remates de Manel no han estado a la altura. A los quince minutos ha comenzado a enseñar sus armas el filial del Sevilla, tratando más hacer daño por el centro de la defensa que por los costados. Llegados aquí los andaluces se topaban una y otra vez con un Hugo Álvarez y un Charlie Dean que no dejaban a nadie pasar por su 'parcela'. La otra preocupación importante para los locales ha llegado cuando el rival se ha puesto a jugar a otra cosa tratando de buscar el peligro a través del balón parado y de centros laterales. De hecho un córner muy cerrado ejecutado por Genaro casi se convierte en el primer tanto del mediodía. De esta situación sí ha sabido salir el equipo de Manolo Herrero cuando jugadores como Miñano y Julio Delgado han ido estando cada vez más finos. Así llegaron las dos mejores ocasiones locales, ambas en las botas de Manel. La primera entrando por el costado izquierdo con más dificultad y la segunda con un lanzamiento que ha atrapado el meta Javi Díaz con ciertos apuros. En líneas generales el trabajo del equipo en el primer acto ha sido bueno salvo por la finalización, pero un jugador en concreto, Corredera, no ha tenido su mejor intervención y ha frenado al equipo en exceso en momentos muy concretos de los primeros cuarenta y cinco minutos.


El paso por vestuarios ha servido para aclarar ideas y para refrescar las piernas de los jugadores, ya que el guión del partido ha sido el mismo durante el segundo periodo. Un partido plano en el que los centrales granas seguían mandando y en el que las galopadas de los jóvenes del Sevilla obligaban al Murcia a no poder descuidarse. La primera ocasión de los locales no ha llegado hasta el minuto 52, cuando Julio Delgado tras una buena jugada individual ha obligado a lucirse al portero del filial hispalense. Herrero asume que tiene un problema con el gol y sus primeros dos cambios han sido introducir al canterano Domi y al delantero Chumbi en busca de que su equipo marcara como fuera. Sin embargo las ocasiones de peligro han continuado brillando por su ausencia, a pesar de que el Sevilla Atlético, en la recta final, no ha tenido problemas en replegarse y cubrirse bien las espaldas para, como mínimo, tratar de llevarse un punto del coliseo grana. Los jugadores del Sevilla, muy conscientes de que el paso de los minutos siempre va en contra de los granas, trataron de ralentizar un poco el ímpetu grana con las famosas interrupciones. Sin embargo el nuevo peligro es que, por un momento, en el 73, el Sevilla parece haber creído que puede conseguir algo más valioso que un empate y sus contragolpes han comenzado a ser un peligro para la zaga local. Con Chumbi y Curto sobre el campo para echar el resto la afición sí se vino arriba, pero la mayor parte de los seguidores se acordaron de distintas maneras de un Dani Aquino que hoy ha sido baja por sanción y su equipo lo ha notado hasta el punto de que cierra otro partido sin goles a favor. El problema es que encima Aquino ha pedido marcharse y la directiva no sabe qué va a pasar con el exjugador del Racing de Santander. Mala nota en líneas generales para un Murcia que hoy debería haber ganado a un adversario que lucha por salir de los puestos de descenso. A tres minutos del final, un cabezazo de Javi Pérez y una muy clara Genaro a punto estuvieron de convertir un tropiezo en algo más grave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes