31 de octubre de 2018
31.10.2018
Baloncesto
UCAM Murcia7168Avellino

El UCAM se recarga de nuevo

El conjunto universitario vence al Sidigas Avellino en el Palacio y se mantiene invicto en la Champions League a pesar de su pobre porcentaje desde el perímetro

30.10.2018 | 23:28

La fortaleza defensiva reaparece para frenar a Norris Cole en las jugadas decisivas.

El UCAM Murcia CB se mantiene invicto en la Basketball Champions League después de que anoche lograse derrotar a uno de los equipos más en forma de la competición (72-69). La plantilla que dirige Javier Juárez, entrenador universitario, realizó un ejercicio de fe en los últimos minutos después de que, al igual que ocurrió el sábado ante el Manresa, todo se torciera en el segundo cuarto. La recta final de la primera parte empañó todo lo que el cuadro murciano había hecho en el inicio y dio vida a un Sidigas Avellino gracias a sus constantes fallos desde el perímetro. Y es que los universitarios mantuvieron gran parte de sus problemas anoche, pero supieron sacar su característica defensa en los momentos más oportunos para encadenar la cuarta victoria consecutiva y liderar el grupo A de la Champions.

El UCAM dominó el rebote, con 35 capturas locales por 30 visitantes, sin embargo, no tuvo su día en ataque con un 4/22 en triples y varias canastas 'fáciles' que repelió el aro. Tampoco logró cuidar el balón demasiado bien, con 14 pérdidas, pero supo tener la convicción y la fe de poder llevarse el partido para encarrilar poco a poco el pase a las eliminatorias cuando apenas se ha disputado un mes del calendario en este torneo. Norris Cole, exjugador de Miami Heat y dos veces campeón de la NBA, se topó con la defensa universitaria en las dos últimas posesiones que podrían haber supuesto un cambio de guión en la noche de ayer. Sin embargo, el coraje innato de la plantilla murciana apareció, junto al apoyo del graderío del Palacio, para mantener la buena dinámica en Europa. Un camino que tratará de copiar a partir del sábado, con la visita del Breogán, ya que es en la Liga Endesa donde al UCAM no le basta para superar a sus rivales.

Además, era un partido importante el de anoche para disipar dudas sobre jugadores como Booker o Rudez, quienes no han empezado con buen pie, o sobre el entrenador, Javier Juárez, quien ya tiene algunos focos sobre su figura por la trayectoria del equipo hasta ahora en la ACB y las derrotas ante el Baskonia y el Manresa. El equipo local arrancó el partido muy cómodo en defensa, y desde ahí empezó a construir su ataque. Los jugadores se vieron sueltos al contragolpe, y Ovie Soko amplió la renta hasta que Vicinic, técnico del Avellino, tuvo que solicitar el primer tiempo muerto (10-2). Doyle aprovechaba los bloqueos para poner más tierra de por medio y con las dos faltas de Rojas y Kloof llegaron las primeras rotaciones. Booker y Urtasun entraron a pista y el UCAM fue capaz de mantenerse firme atrás, no conseguía enlazar buenas posesiones, pero al menos era capaz de que el cuadro italiano no recortarse el marcador (19-10). Fue entonces cuando llegó otro arreón de los universitarios y un palmeo de Cate, junto a tres tiros libres de Booker, cerraron el primer cuarto (28-14).

No obstante, al igual que el pasado sábado frente al Manresa, los problemas aparecieron en el segundo cuarto tras encajar otro mal parcial (0-8). Los universitarios tan solo anotaron 8 puntos en este periodo y los constantes lanzamientos errados (con 0/7 en triples en el segundo cuarto) dieron vida al Avellino. En cuanto el conjunto italiano subió un punto de intensidad, el UCAM se vino abajo y llegaron las precipitaciones. Un triple de Filloy acercó a los visitantes (32-27) y Javier Juárez solicitó tiempo muerto para buscar la reacción. No llegó, el Avellino comenzó a encontrar huecos en la defensa murciana y Norris Cole, en su primera canasta en juego, cerró la primera mitad (36-33).

Tras el descanso, el UCAM abusó del tiro de Milton Doyle y las malas decisiones de tiro provocaron que el Avellino dominase el marcador por primera vez con los triples de Filloy, Costello y Cole (40-42). Eso dejó tocado a un equipo universitario que intentó responder por mediación de Doyle, pero que perdió energías en defensa para firmar un parcial de 7-15 que cortó Juárez con un tiempo muerto (45-51). La reacción, quizá, llegó un poco tarde, pero sirvió para que Askia Booker se enchufase al partido (55-57).

A partir de ahí el encuentro se volvió en un intercambio de golpes. Subidas y bajadas que llevaron a que en los dos últimos minutos se decidiera todo. Pero el UCAM sacó su fortaleza defensiva en el momento oportuno, para que Booker contestase rápidamente a un triple de Filloy después de sacar el máximo petróleo por dentro con Soko y Delía (70-69). Costello agotó la posesión sin tirar ante la presión local y fue ahí cuando el UCAM comenzó a forjar su victoria. No obstante, un rebote ofensivo que se escapó de Rojas, dejó a Cole la última posesión. El exNBA encontró un pasillo que hizo temer lo peor, hasta que la defensa universitaria frenó al exjugador de los Heat en dos ocasiones. El base también erró dos tiros libres en la última posesión y la victoria se quedó anoche en el Palacio (72-69).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes