15 de septiembre de 2019
15.09.2019
Videojuego

"Es muy emocionante verme dentro del 'NBA 2K20' junto a todas esas estrellas"

"De momento, solo soy un vecino más del 'Barrio', pero tengo entendido que mi rol evolucionará cada año"

14.09.2019 | 20:56

Este joven abaranero se ha convertido en el primer murciano en aparecer en un título de la saga NBA 2K, el videojuego de baloncesto más vendido desde hace varias temporadas. Y, sin embargo, no lo ha hecho por su habilidad con la pelota, sino con la tinta y la máquina para tatuar que le acompaña desde hace varios años.

En el trabajo bien hecho. Ahí reside la clave y el porqué de que el abaranero Cristian Marín, alias Honart, se haya convertido en un personaje más del NBA 2K20, el videojuego de baloncesto más vendido en todo el mundo. Pero no lo ha hecho por su habilidad con la pelota –de hecho, confiesa que hace años que ni siquiera sigue la liga–, sino por su buen hacer con la tinta y la aguja. Y es que el murciano hace ya tiempo que se dejó las probaturas y los ' kits chinos' para empezar a trabajar con los grandes. Por sus manos han pasado desde futbolistas de talla internacional como Nicolás Otamendi hasta músicos como el DJ británico TroyBoi o su compatriota Piezas; aunque, sin duda, el más mediático de sus clientes es el base de los New Orleans Pelicans Lonzo Ball, al que tatuó en su casa de Los Ángeles. Sin embargo, no fue el playmaker californiano quien le llevó el pasado mes de agosto de nuevo hasta LA para firmar un contrato de tres años con 2k Sports, aunque casi mejor que lo cuente él... Por lo pronto, ya tiene a su personaje dentro de todos los ordenadores y consolas PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch que se sumen a la nueva temporada virtual del NBA 2K20.


No sé usted, pero yo le he echado horas a los NBA 2K para conseguir que mi jugador se pareciera en algo a mí. ¿Cómo es eso de verse de esta manera en la nueva entrega de la saga?

Es increíble [Ríe]. Ver cómo han caracterizado al jugador tan bien... Realmente es algo que llevaba imaginándome desde que iniciamos esta colaboración, y al ver el resultado fue como [suspira]: «¡Es igualito a mí!»

¿Cómo llega un joven abaranero hasta el NBA 2K20 ? ¿Qué nos puede contar de cómo ha nacido esta colaboración?

Todo surgió a través de mi manager. Él, que además de en el mundo del tatuaje está muy metido en el de la moda, me comentó que un diseñador de Estados Unidos estaba interesado en tatuarse conmigo, y que estaría en París durante una semana. Me dijo si querría ir allí a tatuarlo y así fue. Tras varios viajes y sesiones, y una vez que nuestra relación era ya más de amistad que profesional, fue cuando surgió la oportunidad: Nos comentó que estaba metido de alguna manera en este proyecto y que si queríamos podía intentar engancharnos. Y, claro, no podíamos decir que no.

Imagino que a estas alturas ya se puede saber algo más sobre su papel dentro del juego. ¿Qué rol despempeña Honart en el NBA 2K20 ? Imagino que algo tendrá que ver con el tatuaje...

Bueno, de momento, en esta edición, seré un personaje más dentro del 'Neighborhood', así que si probáis el NBA 2k20 tendréis la oportunidad de cruzaros conmigo y retarme en la cancha [Risas]. De momento, no puedo dar detalles sobre lo que ocurrirá con mi personaje durante los próximos años [ha firmado para tres entregas], pero tengo entendido que habrá una pequeña evolución cada año.

Ahora le preguntaré por su trayectoria, pero, antes: ¿Es aficionado al baloncesto y la NBA, o más de fútbol, como es habitual por estas tierras...?

Si te soy sincero, actualmente no sigo mucho ningún deporte..., pero hace unos años sí estaba más pendiente de lo que ocurría tanto en el mundo del basket como en el fútbol.

En cualquier caso, imagino que verse ahí, rodeado de nombres como los de LeBron, Curry o Harden, es todo un sueño, pero supongo que le haría especial ilusión ver sus piezas en el juego...

Por supuesto. A ver, es emocionante verme dentro del videojuego junto a todas esas estrellas, pero si gracias al 2K mi trabajo puede llegar a más gente de la que yo podría alcanza por mi cuenta..., eso sería algo inigualable.

En cualquier caso, ya hay al menos un jugador de la NBA con una obra suya en la piel: Lonzo Ball. ¿Qué siente un chaval de Murcia, que tampoco lleva tanto tiempo tatuando, cuando un jugador así se pone en contacto con él o con su entorno para un trabajo como ese?

En general, enterarse de que vas a tatuar a alguna estrella, ya sea del baloncesto, del fútbol o de la música, siempre es genial, pero lo de Lonzo fue especial... Ir a tatuarlo suponía mi primer viaje a Estados Unidos, concretamente a LA, y eso lo hacía todo mucho más interesante...

¿Y cómo fue la experiencia? Cuénteme.

Increíble [Risas]. Cuando ves a estas estrellas por las redes te imaginas todo tipo de cosas sobre ellos, pero luego, al conocerlos, normalmente te cambian cualquier idea preconcebida que pudieras tener. Lonzo, por ejemplo, fue tremendamente amigable todo el tiempo: nos invitó a su casa, a comer y, más tarde, cuando ya nos íbamos, también a volver para tatuarse el pecho en otra ocasión.

En una entrevista con nosotros, Ganga nos decía que todos los trabajos que hace son especiales, y supongo que ahí está la clave, pero, de puertas para fuera, encargos como el de Ball son un plus tremendo a la hora de darte a conocer como artista. ¿Algún otra pieza destacable –en lo mediático– para su currículum?

Claro, todos los trabajos son igual de especiales; cada persona tiene un motivo diferente para hacerse un tatuaje, y tener la oportunidad de conocerlo hace de cada encargo algo completamente distinto. Pero bueno, entre los 'famosos', digamos, he trabajado con algunos jugadores del Manchester City, como Fabian Delph, Nicolás Otamendi y John Stones; con músicos como TroyBoi, un DJ que actualmente colabora con Skrillex, por ejemplo, y también al Piezas, a quien sigo desde niño y que, para mí, conocerlo en persona fue algo enorme.

Ya que estamos hablando sobre su 'curriculum', cuénteme: ¿cuál es tu especialidad? Por lo que puede verse en su perfil de Instagram, trabaja sobre todo el realismo en blanco y negro... ¿Alguna temática que le mole en particular?

Sí, mi especialidad es el blanco y negro, y realmente lo que más me gusta hacer es retratos: adoro esa sensación de intentar reproducir lo mejor posible la expresión de las cara que aparece en la foto que me traen los clientes.

Creo, no obstante, que esto del tatuaje le llegó casi por sorpresa mientras estudiaba para ser diseñador. ¿Cómo fue aquello? Hábleme de tus inicios.

Bueno realmente todavía no estaba estudiando para ser diseñador, sino cursando Artes en Bachillerato. Ahí fue cuando empecé a entrar en esto del tatuaje. Uno de mis amigos recibió unas máquinas y, bueno, decidí probar. Yo ya llevaba unos cuantos tatuajes y tenía mucha curiosidad por saber lo que se sentía al tatuar; lo probé y... hasta el día de hoy, que aquí sigo [Ríe]. Pero seguro que, de no haber terminado tatuando, habría acabado trabajando como diseñador o en Comunicación Audiovisual, probablemente.

Y, por cierto, antes de terminar: vaya nivel hay en Murcia en cuanto a tatuaje, ¿no? Ganga, usted...

Sí, el nivel es enorme... Pero ya no solo en la Región, sino en todo el país: hay una cantidad de artistas de una calidad increíble y, desde aquí, agradezco haber podido conocer a muchos de ellos; además de buenos artistas, son gente competitiva, lo que hace que su afán por ser los mejores eleve el tatuaje cada vez a mayor nivel, y eso, sinceramente, me encanta, es algo que te permite crecer sin parar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.