04 de enero de 2017
04.01.2017
Museo

Un diálogo con Gaya en acuarela

El museo dedicado al afamado pintor murciano recoge este mes la conversación plástica entre su obra y la del artista ilicitano Alejandro Franco

04.01.2017 | 04:00
Alejandro Franco posó ayer con su obra (derecha) y la de Gaya (izquierda) durante la inauguración de la exposición.

Existen multitud de formas de iniciar un diálogo; y la verbal no es siquiera la más común entre todas ellas. Algo de esto sabe Alejandro Franco, que, casi sin saberlo, inició hace ya cinco años una conversación con el difunto Ramón Gaya que ayer vio la luz sobre las paredes del museo que honra la memoria del reconocido pintor murciano. Por supuesto, hablamos de una obra pictórica, no de una charla al uso.
«Ya tenía el cuadro hecho desde 2012», reveló el autor a esta Redacción apenas unas horas antes de que inaugurara su exposición en el Museo Ramón Gaya. Sin embargo, fue apenas hace unos meses cuando la dirección de la galería se puso en contacto con Franco para hacerle partícipe de su ciclo Diálogos, que tiene la intención de generar una comunicación entre una obra de Gaya –a elección del artista invitado– con la de otros creadores contemporáneos.

«Me vino bien para presentar mi obra», reconoce Franco, que cuenta la influencia del artista murciano en su Composición gayista: «Quería hacer un vaso con agua y, conforme lo iba imaginando pensé: ´Va a parecer esto un Gaya´. Entonces busqué en un catálogo un cuadro con una composición parecida y lo monté». La pieza en cuestión es Detalle de Velázquez, la mano de la Reina Mariana de Austria detrás de la copa, de una época «muy interesante» del pintor murciano y que corresponde con la etapa final de su exilio en México.

Concretamente, el cuadro de Gaya es de 1951, una fecha que para el pintor y escritor lumbrerense Marcos Salvador Romera, amigo de Alejandro Franco, no es simple coincidencia. Este es «justo el año en que nació Alejandro y, justamente también, 300 años después de que Velázquez pintara su famoso retrato de la Reina Mariana. A esto hemos de añadir que Franco tardó en pintar su cuadro 311 minutos, que no son otra cosa que 51 horas y 51 minutos», señala en un texto que acompaña a la obra de Gaya y a la del protagonista de este ´diálogo´.
Precisamente Salvador será, junto a Franco, el protagonista de un coloquio abierto en el que ambos dialogarán sobre la obra que ayer se presentó y sobre el propio Gaya. Esta será la segunda parte de esta exposición que estará en las paredes del museo hasta el próximo 5 de febrero y que inaugura los Diálogos de 2017 que, si no fallan a la tradición, contarán con otros siete artistas en conversación con el pintor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.