Kiosco

La Opinión de Murcia

Social

El 13,4% de las familias pobres de la Región no logran salir de la exclusión por culpa de la brecha digital

Así lo revela un informe de Cáritas y la Fundación Foessa, que pone el acento en que muchas personas necesitadas han perdido oportunidades laborales o de formación por no tener acceso a Internet

Una mujer afectada por pobreza energética, en su piso. Carlos Montañés

El 13,4% de las familias pobres de la Región de Murcia no logran salir de la exclusión por culpa de la brecha digital, según se desprende del Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en la Región de Murcia, elaborado por Cáritas y la Fundación Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (Foessa).

Se pierden cursos u oportunidades de trabajo simplemente por no poder rellenar los formularios online o simplemente no enterarse. No porque no tengan un móvil inteligente: porque no pueden pagar datos ilimitados. Destaca el citado documento que «en una sociedad con un nivel de digitalización como el actual, la brecha digital puede llegar a ser un motor de exclusión que puede limitar o reducir de forma importante las oportunidades de participación, en diversos ámbitos». En este sentido, cita «el formativo, laboral, de ayudas de la administración pública o de mantenimiento de relaciones sociales y apoyo mutuo».

Metáfora de lo que supone la brecha digital: muchos nafrugan. ANTONIO NICOLÁS GUILLÉN

Los más vulnerables se llevan la peor parte. «El porcentaje de hogares en situación de integración que aseguran haber perdido oportunidades de participación social por no contar con dispositivos, conexiones o habilidades para manejarse en Internet es inferior al 1% en Murcia. Sin embargo, este porcentaje es del 13,4% en el caso de los hogares en situación de exclusión», subrayan desde Cáritas y Foessa. 

Este porcentaje es igual al registrado en el conjunto de España (13,4%) para ese mismo grupo.

«Desde otro enfoque, cabe tener en cuenta que, representando el 20,9% del total de hogares, aquellos en situación de exclusión suponen cerca de la mitad de los hogares que consideran haber perdido posibilidades de participación social debido a la brecha digital (49,7%)», precisan los autores del estudio. 

«Más concretamente, representando apenas el 11,1% de los hogares, aquellos en situación de exclusión social severa representan el 49,7% de todos los hogares perjudicados en sus oportunidades vitales por la brecha digital», apostillan. 

Según Cáritas y Foessa, «este hecho indica una sobrerrepresentación de los hogares en exclusión dentro del total de hogares en situación de brecha digital».

Sí hay móvil, no hay datos

«Desde que se registra de manera sistemática el número y la proporción de hogares que disponen de ordenador, tienen acceso a Internet, utilizan frecuentemente la Red o realizan compras a través de Internet, su número no ha parado de crecer. Si se tiene en cuenta el conjunto de la sociedad murciana, estos porcentajes oscilan entre el 48,8% en lo que se refiere a las compras online, con un muy notable despegue desde 2010, y el 90,6% en lo que se refiere a la utilización de la red en los últimos tres meses», subraya el documento, al tiempo que destaca que «también ha crecido muy notablemente el porcentaje de la población murciana que se conecta a Internet de forma diaria o casi diaria».

En los tiempos que corren, «contar con conexión ilimitada de datos, un dispositivo con conexión a Internet y habilidades suficientes para manejarse en el entorno digital son tres elementos que pueden marcar la diferencia en la sociedad actual», remarca el informe, que sentencia que «la ausencia de alguno de ellos en el hogar implica caer en situación de brecha digital», la cual padecen el 70,9% de los hogares murcianos en exclusión severa. 

Tres perfiles o grupos sociales registran en la Región un porcentaje de brecha digital superior al 60%: a la cabeza, los hogares con una persona sustentadora principal sin estudios o con estudios incompletos (72,5%), hogares sustentados por personas de 65 y más años (71,7%) y aquellos encabezados por personas jubiladas o prejubiladas (67,3%), puntualiza el informe.

Destaca el informe de Cáritas y Foessa que «la brecha digital alcanza el 54% en el caso de los hogares en situación de exclusión, y llega hasta el 70,9% en los hogares en situación de exclusión severa». Estas personas tienen teléfono u ordenador, en su mayoría, pero no pueden pagar una conexión ilimitada a la Red. Otras veces, aunque tienen móvil, no saben cómo usarlo.

Compartir el artículo

stats