Política

Tres diputados de Cs salvan a López Miras de la moción de censura en Murcia

El PP convence a Valle Miguélez, Isabel Franco y Francisco Álvarez para que no secunden la propuesta de Conesa y Martínez Vidal

Valle Miguélez, Isabel Franco y Francisco Álvarez.

Valle Miguélez, Isabel Franco y Francisco Álvarez.

Redacción / E.P.

El Partido Popular ha conseguido convencer a tres diputados de Ciudadanos enfrentados a Ana Martínez Vidal, Valle Miguélez, Isabel Franco y Francisco Álvarez, para no votar a favor de la moción de censura presentada por Cs y PSOE para acabar con 26 años de Gobierno regional del PP, lo que haría fracasar el cambio del Ejecutivo.

Teodoro García Egea, secretario general del PP, ha visitado hoy Murcia y se ha reunido con Fernando López Miras para entre ambos cerrar una negociación con estos tres diputados lo que permitirá mantener el Gobierno de coalición Cs-PP sin la presencia de Martínez Vidal, quien aspiraba a desbancar a Miras y ser la nueva presidenta del Gobierno.

Nada más conocerse este acuerdo con los diputados de Ciudadanos, Martínez Vidal lo desmentía y aseguraba que se trata de una acción del Partido Popular para desestabilizar a Ciudadanos. "Estamos asistiendo a un ataque e intento de compra y corrupción de un PP más viejo que nunca", ha escrito la líder naranja en sus redes sociales.

Sin embargo, tras hacerse oficial en una rueda de prensa conjuna entre Fernando López Miras e Isabel Franco que tres diputados de Ciudadanos no sólo iban a votar en contra de la moción de censura, sino que iban a formar parte del Gobierno, Martínez Vidal ofrecía una declaración a los medios asegurando que la ciudadanía estaba asistiendo "al mayor caso de corrupción política en la Región de Murcia. En una Región asolada por 26 años de Gobierno de un PP que ha hecho de la corrupción una forma de entender política". Además, insistía en que el debate sobre la moción de censura iba a continuar sí o sí su curso en la Asamblea Regional.

El debate de la moción de censura se celebrará los próximos 17 y 18 de marzo. Marínez Vidal y Conesa contaban con los votos de los 17 diputados del PSOE y los seis de Cs, con los que alcanzarían la mayoría absoluta. Aunque también tenían en sus manos los dos votos a favor de Podemos, al perder tres del partido naranja, se quedarían a falta de un voto para los 23 necesarios.

El coordinador autonómico de Podemos, Javier Sánchez Serna, ha manifestado que eran conocedores del "poder de las redes clientelares del PP para torcer la voluntad de los representantes". "Advertimos al PSOE de que era difícil que el cambio llegara de la mano de C’s", ha apuntado Serna, quien sostiene que desde Podemos "seguimos mostrando nuestro appoyo a la moción".

Arrimadas decía esta misma mañana que tenía todas las firmas

Esta misma mañana, en Onda Cero, Arrimadas ha asegurado que estaba tranquila porque tenía todas las firmas de sus "compañeros de Murcia para la moción de censura" y ha añadido que si no, "no se habría presentado". De hecho, ha añadido que espera que "todo el mundo cumpla su palabra" y no haya "ningún problema".

La dirigente de Cs y candidata a presidir Murcia, Ana Martínez Vidal, justificó esta moción el miércoles asegurando que se habría quebrado la confianza entre los dos partidos y expresó su "decepción" con el PP, una formación que, a su entender "solo sabe gobernar con mayorías absolutas y no en coalición". Además, aseguró que un cambio en Murcia es "imprescindible" y que traerá "estabilidad y prosperidad".

Por su parte, López Miras ha afirmado desde el primer momento que la moción de censura de Cs supone un "acto de traición" y un "desleal" porque había "un pacto para cuatro años". A su entender, es un paso que solo busca satisfacer una ambición personal.