15 de noviembre de 2020
15.11.2020
La Opinión de Murcia
Política

Cs condicionará las cuentas a la presencialidad educativa

La formación liberal ha criticado la pasividad del PP y el "postureo" del PSOE con propuestas "imposibles de cumplir"

14.11.2020 | 20:51
Cs condicionará las cuentas a la presencialidad educativa

La Comunidad prefiere esperar a que los datos epidemiológicos mejoren.

Ciudadanos pondrá sobre la mesa «la necesaria vuelta a la presencialidad en los colegios» de la Región y ha anunciado que será una de sus «líneas naranjas» que aportará de cara a la elaboración del Presupuesto regional para el próximo ejercicio.

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos confirma así lo que defendió en la última Comisión de Educación y Cultura donde aportó una serie de medidas destinadas a devolver la presencialidad completa al sistema educativo regional. El portavoz naranja, Juan José Molina, destacó entonces la necesidad de cribados masivos a la comunidad escolar, la implantación del programa de Enfermería Escolar y medidas de ventilación en las aulas «para poder plantearnos durante el segundo trimestre una vuelta completa a las aulas de los alumnos de hasta 2º de la ESO». Molina criticó que «la actitud pasiva del PP y el postureo del PSOE» impideron entonces el acuerdo, «prefiriendo unos esperar a que escampe mientras dejan en casa a los alumnos y otros aprobar una moción imposible de cumplir con la actual situación y disponibilidad de medios humanos y materiales».

En cuanto a la moción «imposible» del Grupo Parlamentario socialista, consistió en el refuerzo de las plantillas del profesorado, el desdoble de grupos habilitando espacios dentro de los centros educativos o la reducción de la ratio a 20 alumnos por clase.

Hasta el momento, la posición de la Consejería de Educación ha sido mantener el modelo semipresencial hasta que los datos epidemiológicos de la pandemia mejoren, es decir, «sólo si la tasa de contagios desciende hasta unos niveles que permitan una mayor concentración de alumnos en las clases», sin embargo, todavía no se ha especificado qué niveles serían suficientes.

Desde el inicio del curso escolar, los colegios e institutos de la Región han aplicado la no presencia en el aula durante un día a la semana entre los alumnos de Infantil, Primaria y 1º y 2º de Secundaria, y días alternos de enseñanza online y presencial para los estudiantes de 3º y 4º de Secundaria y Bachillerato. El modelo no ha dejado de recibir críticas de la comunidad educativa desde antes de comenzar el curso escolar, y desde la oposición parlamentaria.

Ahora es el socio de gobierno quien lo propone pero en cualquier caso, el cambio tendría que estudiarlo la comisión bilateral entre Salud y Educación,ambas en manos del PP.

La apuesta de Cs por el regreso de la presencialidad educativa al cien por cien fue incluido ayer en un comunicado donde se informó que sus diputados ya han comenzado a definir las «líneas naranjas» que aportarán a la elaboración del Presupuesto regional para el próximo ejercicio.

La coordinadora autonómica, Ana Martínez Vidal, destacó entre ellas «el apoyo decidido a los sectores más golpeados por la pandemia, como son la hostelería y el comercio, así como volcarnos con nuestras pymes y autónomos extendiendo y ampliando las ayudas que ya estamos implementando desde el Gobierno regional de coalición».

Martínez Vidal expresó también la necesidad de «completar en su totalidad y de forma urgente» las transferencias acordadas para continuar el Plan de Reactivación en Empleo, Política Social y Empresa, y afrontar en las mejores condiciones «la senda de la recuperación económica», ya que «no se ha cumplido el compromiso de dotar con 30 millones de euros adicionales las medidas de apoyo a pymes y autónomos previstas».

«Vamos a dar la batalla jurídica y legal para que no se arrebate la libertad de las familias de la Región para elegir qué modelo educativo quieren para sus hijos». Así se expresó el presidente del Partido Popular, Fernando López Miras, tras reunirse ayer con el presidente de la Unión de Cooperativas de Enseñanza de la Región de Murcia (Ucoerm), Juan Antonio Pedreño, el presidente de la Asociación de Centros de Enseñanza Privada (CECE), José Francisco Parra, y el representante de Escuelas Católicas de Murcia, Bartolomé Gil, con quienes analizó «las imposiciones que pretende establecer el Gobierno de Sánchez con la tramitación en el Congreso de la reforma de la ley educativa, la Ley Celáa».

López Miras anunció que el PPRM se suma a la oposición del PP en el Congreso de los Diputados y va a emprender una ofensiva parlamentaria en los ayuntamientos y en la Asamblea Regional contra esta ley.

Entre otros puntos, se opuso a la eliminación del «distrito único porque el centro educativo al que llevar a nuestros hijos dependerá en la Región del código postal o del político que esté gobernando en el momento», afirmó Miras.

«La Ley conlleva un ataque a la educación concertada», señaló el presidente, «porque suprime la cláusula de demanda social y puede ser un camino para la supresión masiva de centros concertados, pero desde el PP no lo vamos a permitir». Durante el encuentro de trabajo, el líder del PP también trasladó su preocupación por la educación especial porque «si hay una comunidad autónoma que ha avanzado en este modelo es la Región de Murcia y esta ley pone en duda el modelo actual».

Por otra parte, el presidente regional mostró su oposición a que «se elimine el carácter vehicular del español y que se haga por intereses y contraprestación a partidos que no creen en el interés general como secesionistas catalanes y herederos políticos de ETA».

Durante su intervención también subrayó que la ley no aborda ninguno de los desafíos del siglo XXI y añadió que desde el PP «preocupa que pretendan suprimir la oposición para el ingreso al Cuerpo de Inspectores y que estos acaben pasando de ser inspectores educativos a comisarios políticos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook