24 de septiembre de 2020
24.09.2020
La Opinión de Murcia
Especial RSE

Aprendizajes de la DANA para la gestión de las redes eléctricas inteligentes

24.09.2020 | 04:00
Aprendizajes de la DANA para la gestión de las redes eléctricas inteligentes

i-DE desarrolla desde hace un año un plan de acción específico para afrontar con más garantías situaciones extremas. Entre las medidas adoptadas, destacan el uso de drones, la adaptación de la flota de vehículos y la priorización de sistemas de automatización en zonas de mayor riesgo, en base a mapas de zonas inundables a 10, 50, 100 y hasta 500 años.

Ha pasado un año de la irrupción de la DANA que afectó a la Región de Murcia, donde las abundantes lluvias provocaron inundaciones y graves daños en las infraestructuras de la zona.

Pese a las circunstancias climatológicas, la red eléctrica de i-DE, la compañía distribuidora de Iberdrola, demostró su robustez y resiliencia. Las actuaciones realizadas en campo, junto al mallado de la red y el buen comportamiento de los sistemas de inteligencia y automatización con los que se ha dotado a las instalaciones en los últimos años, permitieron que la mayor parte de los clientes afectados recuperaran el suministro eléctrico en menos de 30 minutos.

La principal dificultad para afrontar las incidencias en la red de la DANA, tanto durante el temporal como los días posteriores, fue el difícil acceso físico a las instalaciones ya que muchos caminos y carreteras se encontraban cortados, y las calles de algunas localidades afectadas permanecieron totalmente inundadas.

Estas circunstancias, así como el análisis detallado de las diferentes situaciones a las que se tuvieron que hacer frente, concluyeron en un plan de acción de i-DE en base a las lecciones aprendidas tras el temporal y sus consecuencias, que ya permitieron la introducción de mejoras desde las primeras semanas y que se encuentran en continua evolución e implementación.

Entre las medidas que se han adoptado para minimizar el impacto de los temporales destacan las mejoras de diseño técnico de las instalaciones, así como el uso de analítica de datos para mejorar la predicción de eventos climatológicos. También se están llevando a cabo actuaciones para aumentar la capacidad de respuesta operativa ante este tipo de situaciones, que han permitido mejorar la organización y la gestión de los recursos propios y externos, adoptar medidas efectivas en cuanto a la logística y medios disponibles, y desarrollar los sistemas de información de la red de distribución con herramientas que incluyen datos históricos sobre zonas inundables.

Uso de drones, adaptación de la flota y priorización de sistemas de automatización en zonas de mayor riesgo

Para solventar los inconvenientes de acceso a determinadas zonas en situaciones de emergencia, se ha alcanzado un acuerdo con compañías especializadas en drones que cuentan con diferentes proveedores locales. Con el uso de drones se conseguirá revisar a distancia y de forma rápida -aspecto crítico en acontecimientos de este tipo-, la situación en la que se encuentran las instalaciones y las posibilidades de acceso y necesidades de reparación.

En cuanto a la logística, la compañía ha desarrollado un plan piloto de adaptación de vehículos de su flota en la zona para circular con ellos con mayor seguridad en caso de inundaciones y aumentar así las posibilidades de movilidad en circunstancias extremas.

Los vehículos han pasado a incorporar elementos técnicos, como el uso de cabrestantes y neumáticos específicos, el refuerzo de suspensiones y la incorporación de kits de elevación de diferenciales y admisiones, que permiten un mayor margen de maniobra a los vehículos.

Otra importante mejora ha ido dirigida a la revisión y actualización en el sistema de gestión de la red de distribución de i-DE de mapas de zonas inundables del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que permiten detallar las zonas inundables a 10, 50, 100 y 500 años en base a la probabilidad de inundación.

Esta información facilita los trabajos de operación y planificación de la red en las distintas zonas con riesgo de inundación, ya que permite priorizar la instalación de sistemas de automatización en zonas con mayor riesgo frente al acceso físico del personal.

Estas actuaciones se suman a otras activadas en otros ámbitos, como la colaboración con las diferentes administraciones, para anticipar y coordinar las actuaciones y medios para las tareas de recuperación del suministro eléctrico y, en caso necesario, posible reconstrucción de instalaciones afectadas.

Iberdrola sitúa en España su centro mundial de innovación de redes inteligentes para liderar la transición energética

Iberdrola cree que la transición hacia un nuevo modelo energético, basado en la electrificación y la incorporación de más renovables, pasa por acelerar las inversiones en las redes de distribución eléctrica.

Para dar respuesta a estos retos y para liderar la innovación en estas infraestructuras esenciales, la compañía acaba de lanzar su Global Smartgrid Innovation Hub; un centro que actuará como plataforma tractora de la innovación, combinando su capacidad tecnológica con la de proveedores, colaboradores y startups de todo el mundo.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha visitado Centro de Operación de Distribución (COD) de la compañía en Bilbao, donde se ubicará el hub de innovación, cuyo arranque está previsto para los próximos meses -en la primavera de 2021- y para el que la compañía ya ha identificado más de 120 proyectos de innovación para su futuro desarrollo por valor de 110 millones de euros

Las líneas de trabajo, de ámbito internacional, permitirá el desarrollo y despliegue de soluciones innovadoras para la actividad de redes eléctricas de Iberdrola en el mundo.

La iniciativa agrupará el potencial innovador de más de 200 profesionales en el desarrollo de proyectos de I+D+i relacionados con los retos de las redes eléctricas de futuro, entre ellos, una mayor digitalización, el tratamiento de los datos que generan estas infraestructuras y la respuesta, en términos de solidez y flexibilidad, de la red eléctrica a nuevos modelos de consumo, como la movilidad eléctrica y el autoconsumo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook