11 de julio de 2020
11.07.2020
La Opinión de Murcia
Investigación

Las fiestas ilegales juegan al escondite en la Región

Sin mascarillas, sin distancia social y, en la mayoría de las ocasiones, sin permiso, se están montando botellones ilegales como el previsto para hoy en Cabo de Palos

10.07.2020 | 18:57
Sancionar la conducta de beber alcohol en la vía pública no es algo que esté pasando a raíz de coronavirus: la Policía ya lo multaba de antes, especialmente los fines de semana.

«Es tan absurdo como que un delincuente saque una foto de su delito y se la envíe a la Policía. Eso es lo que hacen quienes organizan este tipo de fiestas ilegales y lo cuelgan en Instagram». Así se expresan desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ante la pregunta de qué pasa con las fiestas ilegales que se convocan, como la que hay organizada para hoy, sábado, en la costa de Cartagena. Resulta que los propios impulsores han usado las redes sociales para darle publicidad al asunto. De esta manera se enteró la Policía Local, que lo puso en conocimiento del Ayuntamiento y luego de la Guardia Civil.

Sin mascarillas, sin distancia social y, en la mayoría de las ocasiones, sin permiso. Así son las fiestas ilegales que se organizan no solo en la Región, sino en toda España. Los escenarios elegidos suelen ser terrenos rústicos o descampados a las afueras de los cascos urbanos, donde se dan cita decenas de personas (centenares a veces), para beber alcohol y bailar al aire libre hasta el amanecer.

Dado que cada vez más gente es consciente de que la Policía tiene acceso a Internet, y les pilla fácilmente, una de las tretas que se está empleando es la de difundir la convocatoria de estas celebraciones a través de las redes sociales, pero comunicando la hora exacta de inicio y el lugar (en muchos casos se trata de viviendas privadas, habitualmente de costa) con muy poca antelación para evitar así su detección y posible suspensión por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En el caso previsto para hoy, el delegado del Gobierno, José Vélez, anunciaba ayer que había mantenido una reunión con los mandos de Policía Nacional y Benemérita para acordar «reforzar la seguridad», de cara a la previsión de que decenas de personas acudan al botellón. «Los propios municipios entiendo que van a tener la Policía Local necesaria», manifestó el delegado.

Quienes vayan a la convocatoria de esta noche ('Tenemos fecha y lugar: sábado 11 de julio en el Marina Center, a las 23.00 horas. Botellón. El siguiente se hará el sábado 18 de julio', reza el texto de la convocatoria) asumen el riesgo de que les caiga una multa. La Policía puede sancionarles por incumplir las medidas de seguridad impuestas por el coronavirus, en el caso de que no lleven mascarillas. Además, el Ayuntamiento de Cartagena recordaba recientemente que no está permitido beber alcohol en la vía pública.

Sin temor al virus

Fuentes policiales indicaron que han detectado que, con el fin del estado de alarma, los jóvenes de la Región de Murcia, muchos de ellos aún menores de edad, parecen haber perdido el temor a un posible rebrote del coronavirus, que sí se está dando en distintas partes de España. Por eso, insisten en la importancia de que haya «más conciencia» para evitar que se transmita un virus «que no se ha evaporado por arte de magia», hacen hincapié.

La convocatoria del 'macrobotellón' de hoy llega en un momento en el que la Policía Local de Cartagena, municipio al que pertenece esta zona de costa, se ve en cuadro, con muchos de sus efectivos de vacaciones, afirman desde los sindicatos policiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook