09 de julio de 2020
09.07.2020
La Opinión de Murcia
Webinar

Los gestores aconsejan calma en las inversiones y alargar plazos

La conferencia 'De ahorrador a inversor en tiempos del coronavirus' reunió el pasado lunes a algunas de las gestoras de activos más importantes del mundo para orientar las opciones de inversión durante la crisis de la covid-19

09.07.2020 | 04:00
Los gestores aconsejan calma en las inversiones y alargar plazos

Renta 4 Banco y Prensa Ibérica han puesto en marcha un ciclo de conferencias en el que se van a analizar y presentar soluciones de inversión para todos aquellos ahorradores que buscan una rentabilidad para sus ahorros. El ciclo comenzó el pasado 2 de julio en Badajoz y lo conforman nueve conferencias que se realizarán a lo largo del año por toda España. LA OPINIÓN acogió el pasado lunes el segundo de estos encuentros: 'De ahorrador a inversor, en tiempos del coronavirus', una charla multigestora en la que se analizó la situación actual de los mercados , se compartieron algunas de las carteras más interesantes del momento y se destacó la importancia de los criterios sostenibles en la inversión.

Los ponentes fueron Javier Galán y Asunción Ortega, gestor de fondos de Renta 4 y directora de Renta 4 en Murcia, Inés del Molino, directora de Cuentas de Schroders, Pilar Marti-Fluxa, directora de Ventas Institucionales de JP Morgan Asset Management e Ignacio Martín, responsable de clientes institucionales y de banca privada de Candriam. La periodista especializada en información financiera y directora del programa Capital de Intereconomía, Susana Criado, moderó el evento.

Escenario covid-19

Los ponentes comenzaron sus intervenciones describiendo el escenario actual, marcado por la pandemia mundial, y todos coincidieron en la necesidad de contar con un asesor profesional financiero en un momento en el que se requiere tranquilidad, «lo más importante es la comunicación, la cercanía con el asesor que te informa de la situación de tu patrimonio o de qué ocurre en los mercados en todo momento», señaló Asunción Ortega, directora en Murcia de Renta 4 que recordó que «tomar decisiones en caliente, en momentos difíciles de mercado, suele dar mal resultado». Ortega destacó el hecho de que no han tenido ningún problema para que el cliente pudiese realizar cualquier operación y que todas las vías de comunicación permaneciesen activas, desde el teléfono hasta las que facilitan las nuevas tecnologías, «es crucial sentir esa confianza y esa seguridad en los mecanismos de gestión».

A la pregunta de la moderadora sobre el comportamiento de la bolsa durante estos primeros meses de crisis con subidas del IBEX 35 o las últimas del Nasdaq, el asesor de Renta 4, Javier Galán, sostuvo que la bolsa de EEUU «lo está dominando todo». Para Galán, buena parte de los factores que explican las subidas en las bolsas hay que encontrarlos en la expansiva y global política monetaria y fiscal, en la que los bancos centrales han aportado tres veces más liquidez que en 2008 y 2009, «cuando los inversores me preguntan cómo es posible que se estén produciendo estas subidas les suelo decir que tampoco yo entendía las bajadas del 40%; puede que 2020 no vaya a ser un año normal, o que incluso en 2021 muchas empresas tarden en recuperar la normalidad pero los beneficios de las compañías se generan durante muchos años, lo que hoy gana o pierde una empresa no representa su valor para el que invierte en ella».

Para el ponente de Candriam, Ignacio Martín, los bancos centrales aprendieron en 2008 que debían ser mucho más rápidos y contundentes. Destacó que el BCE comprará en total de bonos por valor de 1,7 billones de euros a lo largo de 2020, «lo que significa que tiene capacidad para adquirir la practica totalidad de las emisiones esperadas para este año. Esto podría provocar una situación similar a la vivida en el pasado. Reducción fuerte de los diferenciales, de tal manera que el binomio rentabilidad-riesgo deje de ser atractivo y los inversores vuelva a aumentar sus posiciones en renta variable».

El soporte de los bancos centrales ayudarán a las compañías reduciendo las tensiones de liquidez, por lo que no sería descartable que en los próximos 12 - 24 meses los mercados tengan una tendencia lateral-alcista, «en el pasado ya vimos que cuando los bancos centrales se proponen algo, tienes los instrumentos para conseguirlos».

Por su parte, Pilar Marti-Fluxa, la responsable de Ventas Institucionales de JP Morgan AM, apuntó que la Reserva Federal de EEUU todavía ha hecho más, «es la ventaja de no tener que consensuar las posiciones de diversos países, puedes actuar muy rápido y con mucha contundencia». Marti-Fluxa informó que se han desplegado más medios en esta emergencia sanitaria y social que en 2008 «que además fue durante muchos años, cuando aquí ha sido cuestión de semanas».

La directora de JP Morgan AM recuerda que cada vez que el mercado sufría un poco y aumentaba la volatibilidad o la preocupación, «ese mismo día se realizaban nuevas declaraciones asegurando que la Reserva Federal estaría ahí, apoyando los activos de renta fija americanos, con todos los mecanismos para inyectar liquidez en el mercado, comprando activos de alta y baja calidad crediticia e incluso instrumentos pasivos y ETF (fondos cotizados).

Consecuencias de la inyección

Sobre las consecuencias que esta avalancha de dinero pueda tener en la economía, la directora de Cuentas de Schroders, Inés del Molino, señaló que ya en el año 2018 su firma estableció unas directrices internas para poder trabajar que señalaban que los tipos de interés se mantendrían bajos durante mucho tiempo, «eso nos hace estar todavía más convencidos de que permanecerán así de bajos, con el objetivo de salvar el tejido empresarial, que la iliquidez no llegue a las compañías».

Para la directora de Schroders, probablemente lleguen nuevas malas noticias y más apuros financieros, «si bien podríamos suponer que con más dinero inyectado podríamos llegar a la inflación monetaria, no se está produciendo porque el consumidor sigue paralizado. No hemos recuperado los niveles de consumo anteriores pese a la desescalada».

Desde Candriam, Ignacio Martín, espera que en el futuro próximo se mantenga la volatibilidad en el mercado y destacó que es probable que muchas de las compañías que ya lo estaban pasando mal antes de la crisis, «acaben quebrando o restructurando su deuda, pese a los programas de ayudas», pero habrá otras que tirarán de la economía, «en sectores como el de la biotecnología, farmacéuticas o en nichos como el de la oncología; por ello hay que buscar para tener en cartera a esas compañías que han demostrado con su buen comportamiento durante la crisis que poseen un valor añadido muy alto». Por el contrario, aconseja huir de esas empresas que están muy baratas porque tienen mucha deuda y crecimiento bajo.

Pilar Marti-Fluxa entiende que, con el soporte proporcionado por los bancos centrales, todavía existen oportunidades con los activos de renta fija, el apoyo de la Reserva Federal ayudará al consumidor americano y eso contribuirá, según la ponente, también a que los activos que dependen del consumo sigan yendo bien.

Oportunidades de inversión

En cuanto a las oportunidades que se abren de futuro, Inés del Molino mencionó la sostenibilidad, «aunque es el telón de fondo de todas nuestras gestiones, esta crisis ha reforzado su importancia». La directora de Schroders quiso aclarar que la sostenibilidad no tiene sólo que ver con la protección del planeta o la lucha contra el cambio climático sino también con el buen gobierno corporativo, con unas políticas internas de contratación responsables y una buena relación con la sociedad que rodea a una compañía. Además, incorpora a este concepto la gestión responsable de los activos, «no merece la pena satisfacer las necesidades de hoy sacrificando las necesidades de las siguientes generaciones».

Cuando la periodista que moderó el evento informó que internet sólo representa el 6% del PIB mundial y que su potencial de crecimiento es enorme o que la plataforma Zoom ha triplicado su valor desde marzo, Javier Galán recordó que el sector tecnológico ya estaba viviendo una década de mucho crecimiento pero, «según el consejero delegado de Microsoft, en dos meses de confinamiento hemos vivido una evolución y un desarrollo tecnológico como el que se esperaba en tres años; eso lo dice todo». En ese sentido, Galán mencionó la expansión del comercio electrónico, el desarrollo de la nube, la conectividad, el almacenamiento o la comunicación, «el Nasdaq está subiendo más de un 15% al año y ésa fue la gran oportunidad de marzo».

El cierre deparó muchas coincidencias. Javier Galán pidió al inversor que confíe y permanezca invertido, «me entristece ver que aquellos inversores que huyeron despavoridos en marzo dilapidaron así parte de su patrimonio». Del Molino pidió confiar siempre en un asesor profesional y al igual que Galán aconsejó alargar plazos, «para un español el largo plazo son doce meses, y en el resto del mundo, suele ser cinco años, hay que intentar poco a poco estirar esa horquilla; si entramos y salimos nos comeremos las pérdidas y no aprovecharemos las recuperaciones». Marti-Fluxa compartió los principios expuestos y añadió que hay que buscar soluciones que generen rentabilidad en la cartera más allá de la liquidez o los fondos monetarios, «entender que hay que pasar de ser ahorrador a ser inversor». El ponente de Candriam sostuvo que hay que huir de las gangas endeudadas que no tienen crecimiento y buscar aquellos sectores que sí tienen; y ver con los asesores la calidad que tienen los fondos de retorno absoluto porque en los momentos malos pueden dar muchas alegrías».


Los expertos desvelan algunas de las estrategias más interesantes hoy para la inversión 


 
La moderadora pidió a todos los ponentes que nombraran y explicaran al menos una estrategia de inversión concreta.
 
US Short Duration
Pilar Marti-Fluxa destacó el fondo de renta fija norteamericana, denominada en dólares y con vencimientos cortos: JP Morgan, US Short Duration, «puede tener crédito de compañías americanas, deuda del Gobierno americano, utilizaciones en EEUU emitidas o no por agencias, que son un reflejo de la capacidad de consumo y de pago de las deudas del americano medio». La representante de JP Morgan AM aseguró que la bonificación o sobresueldo implementado por el presidente Trump ha facilitado una continuidad aceptable de los niveles de consumo en EEUU. 
 
Como el fondo sólo compra deuda emitida en dólares, aunque tiene una clase cubierta para aquellos inversores en euros, y como el precio de la cobertura ha pasado del 3% a un 0,80, para los inversores en euros es atractivo comprar activos en dólares. 
 
Para Marti-Fluxa, este fondo siempre tendrá una alta valoración crediticia y ofrecerá una rentabilidad del 2 o el 3%. 
 
Global Credit Income
Inés del Molino explicó el fondo Global Credit Income, un fondo global y con reparto, «con las autoridades monetarias inyectando liquidez y comprando bonos corporativos, la recuperación de los diferenciales representan una oportunidad increíble para el inversor». 
 
Aunque Schroders tiene una gama de productos de todo tipo, «en esta cartera hemos intentado generar la solución para que la gente que esté invertida no tenga que preocuparse entre cambiar el peso en la alta calidad o el alto rendimiento, nosotros hacemos esa gestión». Con los tipos de interés bajos, (creemos que durante mucho tiempo), la duración en este fondo no es un problema y puede ser de cero a cinco años, «con una flexibilidad para determinar en qué países está y con qué valor crediticio». El fondo tiene dos características fundamentales, la primera es que, con la selección de bonos a comprar, «la construcción de la cartera minimiza las correcciones cuando nos vienen mal dadas; su diseño permite aguantar cualquier temporal imprevisto como el que hemos sufrido». Además, la cartera tiene una intención de reparto del 3% al año. 
 
Renta 4 Activos Globales
El fondo que presentó Javier Galán fue el de Renta 4 Activos Globales, «es un fondo global tanto geográficamente como por tipo de activo; es un fondo flexible y mixto, que suele estar invertido en renta fija al 70% y el resto en renta variable». 
 
Según Galán, a lo largo de los últimos diez años, ha tenido retornos del 40 por ciento, en torno al 3% anual, «que para un perfil moderado y para los tipos de interés en cero no está mal». El ponente de Renta 4 explicó que la renta variable está invertida en sectores como el de la salud, tecnología, consumo estable mientras que la renta fija está enfocada en las eléctricas, telecomunicaciones o bancos, «que en deuda tienen un atractivo muy interesante». Galán describió el fondo como «una pequeña joya no muy conocida», que ha tenido un comportamiento positivo y tranquilo.
 
Candriam Index Arbitrage
Por último, Ignacio Martín, mencionó la importancia de las estrategias de Retorno Absoluto en una cartera equilibrada. Explico que se trata de una estrategia enfocada a un inversor con tolerancia al riesgo moderada, donde los gestores aprovechan «las ineficiencias de la gestión pasiva a través del arbitraje».
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído