10 de mayo de 2020
10.05.2020
La Opinión de Murcia
Desescalada

Pedro Sánchez cambia de criterio y deja ir a la segunda residencia en la fase 1 si está en la provincia

Los alcaldes de Águilas y Los Alcázares cuestionan la medida y creen que es pronto para implantarla, mientras los de Mazarrón y San Pedro recuerdan que hay casas que llevan meses sin abrirse y limpiarse

10.05.2020 | 04:00
Personas caminan por Los Alcázares, junto al mar, esta semana.

El Ejecutivo central corrige lo dicho ante la paradoja que era poder acudir a un hotel y no a una vivienda en propiedad.

El Gobierno de Pedro Sánchez cambiaba de criterio en una misma mañana y permite ahora los desplazamientos a segundas residencias dentro de una misma provincia, isla o área sanitaria autorizada al pasar mañana a la fase 1 del plan de desescalada. Esto significa que vecinos de Murcia que tengan sus casa de la playa en, por ejemplo, Águilas, sí pueden a partir de mañana ir a ella.

La medida se rectifica después de que muchas voces cuestionasen lo raro que resultaba sí tener permiso para ir a un hotel y no a una vivienda de tu propiedad.


Dos personas sentadas junto al mar en la Región. Iván Urquízar

En un encuentro informal organizado en Madrid con medios de comunicación a primera hora de ayer para explicar el contenido de la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) que regula las actividades permitidas en la fase 1, fuentes del Gobierno sostuvieron que las pernoctaciones en segundas residencias no estaban permitidas en la fase 1 del plan de desescalada, ni siquiera dentro de la misma provincia. Decían que era para evitar, por ejemplo, las visitas al supermercado para llenar el frigorífico.

Sin embargo, Pedro Sánchez afirmó en rueda de prensa horas después que sí era posible viajar a segundas residencias dentro de la misma provincia, generando confusión ante dos informaciones contradictorias emitidas desde el propio Ejecutivo.

Fuentes de Moncloa aclararon con posterioridad que el Ministerio de Sanidad había vuelto a examinar la cuestión por la mañana y confirmaba la interpretación de que «sí es posible trasladarse a segundas residencias dentro de la misma provincia o zonas que pasen a la fase 1, al igual que está permitido el desplazamiento a hoteles y alojamientos turísticos».

Tras conocer la noticia, la alcaldesa de Águilas, la socialista Mª Carmen Moreno, apuntó que «desde el Ayuntamiento consideramos que aún es demasiado pronto para implantar esta medida de desescalada, máxime si tenemos en cuenta el elevado número de segundas viviendas que hay en el municipio».

«Esperamos que los ciudadanos, tanto los aguileños como los que ahora en esta nueva fase pueden llegar a Águilas, sean conscientes de que aún no hemos vencido al coronavirus», hizo hincapié la regidora, que destacó que, por este motivo, «es necesario seguir manteniendo las medidas preventivas necesarias».

Moreno dejó claro que «Águilas siempre ha sido, y seguirá siendo, un municipio acogedor pero consideramos que aún no es el momento» de recibir visitas.

Harán falta más socorristas

Por su parte, Mario Pérez, alcalde de Los Alcázares, también se muestra contrario a la decisión de Sánchez, pues cree que «hemos hecho un gran trabajo» durante semanas para ahora «poner en riesgo» a la población.

Pérez recuerda que las playas permanecen cerradas y que, cuando las abra, «si el año pasado el Ayuntamiento contrató a 35 socorristas, este año claramente se necesitan más», para que vigilen que se cumplen las medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus. De ahí que el primer edil aboga por una ampliación presupuestaria del Plan Copla, que correría a cuenta de la Comunidad Autónoma.

Ante la posibilidad de que llegen a su pueblo habitantes de otras comunidades autónomas, algo que está prohibido, el regidor socialista contesta que lo da por hecho, pues ya se han desplazado «con una mayor rigidez de las medidas».


Dos personas junto al mar en Mazarrón. Juan Caballero

Por otro lado, Visitación Martínez, alcaldesa de San Pedro del Pinatar, considera que el hecho de que la gente pueda acudir a su segunda residencia «puede ser postivo, dentro de todas las cautelas del mundo».

En este sentido, la regidora popular precisa que «normalmente, en Semana Santa mucha gente veía a sus casas, les daba una vuelta» y sometía a una limpieza, algo que este año, debido a la declaración del estado de alarma, no ha sucedido. Asimismo, valora que la presencia de más personas pueda ser algo positivo en la economía de la localidad costera.

«Lo que necesitamos es minimizar el riesgo de transmisión lo máximo posible», deja claro la alcaldesa, que recuerda que en la Región, comunidad uniprovincial, «todos nos vamos a encontrar en la misma fase 1». De ahí que considere «lógico» que se pueda ir a la segunda residencia.

Recuerda que «cualquier movimiento de personas puede suponer un riesgo», por lo que «hay que tener todas las medidas de prevención posibles».

Plagas de mosquitos

Por su parte, el alcalde de Mazarrón, Gaspar Miras, subraya que «la verdad es que la confusión es total», puesto que «en el BOE lo que se recoge es que, dentro de la unidad territorial, que es la provincia, hay movilidad a partir de la fase 1. Hasta ahí. La segunda residencia para pasar las vacaciones, no lo sé».

Apunta que «hay segundas residencias que están ya meses sin atender. Incluso en Mazarrón tenemos la paradoja de que hay segundas residencias con piscina y sin mantenimiento, que están dando lugar a proliferaciones de plagas de mosquitos». Miras cree que «facilitar que se puedan visitar las segundas residencias sin pernoctar, no está mal», ya que estas casas «necesitan una cierta higiene».

«No es que estén abandonadas, pero existen propiedades con piscina que, si no se les ha hecho el oportuno mantenimiento, las aguas están ahí, sin higiene», hace hincapié, y añade que «en Mazarrón intensificamos las medidas de fumigación desde el pasado jueves, porque nos llegaban quejas de que los mosquitos estaban proliferando».


Fumigando para acabar con los mosquitos. Ayuntamiento de Mazarron

Así, «no es descabellado que, siempre dentro del sentido común del comportamiento de toda la ciudadanía, hagamos uso para establecer unas medidas de higiene y salubridad que corresponden», hace hincapié el regidor, también del PSOE.

El alcalde de San Javier, el popular José Miguel Luengo, critica «la improvisación del Gobierno», el cual «ha generado mucha confusión con el tema», a su juicio. Los datos epidemiológicos, no obstante, «tranquilizan», dice.

Admite el regidor que «no tenía sentido que gente de Murcia pudiera venir a un hotel y no a su segunda residencia», aunque lo que le preocupa es que «puedan colarse» de otras provincias, y lo sifícil que puede ser para la Policía controlar eso. «Ahora más que nunca hay que comportarse y respetar las medidas higiénicas y de distanciamiento social», manifiesta.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón cree que «no es muy alarmante» que la gente vaya a su casa de la playa, y que «el 90% de las segundas residencias las tenemos en nuestro propio municipio». «Ahora bien, aconsejamos que la gente vaya a darle una vuelta a su casa: no aconsejamos que se queden temporadas», dijo.

Desde el Ayuntamiento de Lorca, su alcalde, Diego Jose Mateos, pedía «prudencia máxima». «Tendremos muchas actividades permitidas que hasta el momento no lo estaban», apunta el socialista, que valora «los buenos datos de contagio que hemos mantenido durante toda la pandemia». No obstante, tiene claro el regidor que «no podemos bajar la guardia, ya que aún queda camino por recorrer».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook