09 de abril de 2020
09.04.2020
La Opinión de Murcia
Economía

La ganadería caprina ve frenada la venta de animales hasta un 90%

La industria láctea dedicada al queso de cabra no descarta aplicar un ERTE si baja mucho la producción

09.04.2020 | 04:00
Granja de cabras murciano-granadinas.

La ganadería regional no se queda al margen de los daños colaterales causados por la crisis sanitaria del Covid-19. En pequeños sectores como los de animales rumiantes, las explotaciones de caprino dedicadas a la comercialización tanto de la carne como de la leche, así como los productores de carne de oveja, son los más afectados por el cierre del sector de la restauración, conocido como el canal Horeca.

A este sector dedicaban las explotaciones ganaderas de caprino casi la totalidad de sus ventas dentro del comercio local, que han visto cómo ha frenado hasta en un 90% la compra de animales. El precio es lo que más sufren, dado que por un ejemplar vivo se paga ahora en torno a 40 euros, la mitad que antes de la crisis por el coronavirus. «Las pocas compras se hacen a la mitad del precio normal, las lonjas de referencia como MercaMurcia están sin cotización y no hay precio de referencia. El que compra ofrece un precio bajo porque luego tiene dificultades para comercializar esa carne», señala Carlos Esparcia, secretario de Ganadería de UPA.

La queja de los productores está en que estos perjuicios por los bajos precios no se ha traducido en lo que paga el consumidor final. Por lo general, el consumo de carne caprina es bajo y se dirige tradicionalmente al sector de la hostelería. Las exportaciones de cabras vivas a países del norte de África por el Ramadán está «paliando la situación».

Otros problema importante está en el frenazo de la venta de queso de cabra a bares y restaurantes, lo que ha dejado a la industria de este queso en la Región tocada y con la obligación de reducir la producción de litros de leche. El sector calcula que de seguir así este descenso de la producción en los próximos meses, no descartan aplicar un ERTE en las explotaciones. Aun así, el sector mantiene la actividad en sus explotaciones. En 2019, había 151 ganaderías dedicadas a la producción de leche de cabra murciano-granadina con 90.300 ejemplares y una producción anual de 31.600.00 de litros de leche, según el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Queso de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook