26 de marzo de 2020
26.03.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

El coronavirus deja fuera de servicio a más de 500 sanitarios de la Región

El balance de la Consejería registra que 111 profesionales del SMS han dado positivo en los análisis y otros 400 se encuentran en aislamiento domiciliario al haber mantenido contactos de riesgo

25.03.2020 | 21:24
Llegada de una ambulancia con muestras al hospital de La Arrixaca de Murcia.

De los más de 500 contagios confirmados en la Región de Murcia un total de 111 corresponden a sanitarios del Servicio Murciano de Salud (SMS), profesionales que han dado positivo en las pruebas de detección del coronavirus. Además de éstos, otros 400 profesionales de la Sanidad se encuentran en aislamiento domiciliario por haber mantenido contactos de riesgo con pacientes contagiados y están a la espera de la aparición de síntomas o la realización de las pruebas.

Esto supone que el SMS, con una plantilla de más de 20.000 profesionales, cuenta actualmente con 511 sanitarios menos para combatir el Covid-19 en hospitales, centros de salud y SUAP.

Así lo ha indicado el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien no considera que el que en Murcia haya un mayor número de contagios entre sanitarios que en otras comunidades autónomas esté relacionado con la falta de material de protección en muchos centros sanitarios. «Tenemos más positivos, pero porque se está priorizando la toma de muestras entre nuestros profesionales», afirma el responsable de la Consejería.

La falta de material de protección es una de las continuas quejas de las organizaciones sindicales, cuyos responsables trasladaron el martes durante una videoconferencia al SMS su preocupación por esta situación.

El responsable de Sanidad de CCOO, Javier Lanza, explica que la Administración les ha trasladado que espera que entre esta semana y la próxima «se normalice la situación» por los nuevos pedidos que van a llegar y que «ante el déficit que hay se ha tenido que priorizar».

El SMS reconoce que no ha habido suficientes equipos de protección (EPI), que «se ha pasado mal» en los últimos días y que la situación mejorará esta semana.

El consejero de Salud ha detallado que ayer miércoles se repartieron 2.000 batas y más de 162.000 mascarillas entre los profesionales sanitarios, por lo que la previsión es que haya siete días de margen para que se agote este material. El próximo lunes, ha revelado, se repartirán un millón de mascarillas más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook