17 de febrero de 2020
17.02.2020
Justicia

Multa de 30.000 euros por dejar una farmacia en manos de auxiliares

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia ha rechazado el recurso del farmacéutico por suponer esto "un riesgo para la salud pública"

17.02.2020 | 11:12
Multa de 30.000 euros por dejar una farmacia en manos de auxiliares

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha confirmado la sentencia de un juzgado que confirmó la multa de 30.000 euros impuesta por la Consejería de Salud a un farmacéutico que dejó la oficina durante varias horas a cargo de un auxiliar.

La sentencia del TSJRM indica que "dejar la farmacia sin ningún farmacéutico, a cargo de auxiliares, es un riesgo para la salud pública; además, pudo y debió nombrar un sustituto, lo que no hizo, lo que supone una cierta dejadez en el cumplimiento de sus obligaciones".

El juzgado de lo Contencioso de Cartagena (Murcia), que dictó la sentencia que ahora se confirma, declaró probado que las autoridades sanitarias le impusieron la multa de 30.000 euros en junio de 2017, al haberse comprobado que durante unas horas la oficina funcionó sin la presencia y actuación profesional del farmacéutico titular.

En su recurso, el cual no ha prosperado, el sancionado alegó que la ausencia fue temporal y que no había tenido intención de saltarse la norma, añadió que como máximo su conducta solo sería culposa, por lo que la multa a imponer no debía pasar de 600 euros.

El juzgado declaró acreditado que el 27 de junio de 2016, durante varias horas, no estuvieron presentes en la oficina ninguno de los dos farmacéuticos que prestaban sus servicios en la misma.

Dice la Sala de lo Contencioso al rechazar el recurso que "la presencia y actuación profesional del farmacéutico resulta inexcusable para dispensar medicamentos, ya que las farmacias cumplen una función social, al tener las mismas un interés público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook