03 de febrero de 2020
03.02.2020
Importante de abril
Actor
Jaime Lorente

Jaime Lorente, el actor que emociona y brilla como la primavera

El Teatro Circo fue uno de los primeros testigos del talento de este murciano que ahora triunfa en la pequeña pantalla

03.02.2020 | 04:00
Su madre, María José López, recogió el premio de la mano de la consejera delegada de DFM Rent a car.

Es imposible hablar de artistas de la Región de Murcia y no pensar en este joven talento, popular por aparecer en algunas de las series más exitosas de las plataformas digitales. De hecho, Jaime Lorente no pudo asistir a la gala porque se encuentra en pleno rodaje de El Cid, una nueva propuesta de Amazon que verá la luz este año y que ha elegido al actor murciano para encarnar a Rodrigo Díaz de Vivar.

La audiencia del Teatro Circo pudo ver al actor en un vídeo en el que el joven se disculpó por «no poder estar esta noche con vosotros», y quiso dar «de corazón mis más sinceros agradecimientos a LA OPINIÓN por pensar que soy merecedor de este reconocimiento». Lorente mencionó también la «ilusión» que le transmite poder «llevar el nombre de mi tierra en cada trabajo que hago, y que se vea y se reconozca así me hace una ilusión tremenda».

El propio actor fue quien dio paso, al final de su vídeo, a su madre, María José López, que recogería el premio de la mano de Isabel Sánchez, consejera delegada de DFM Rent a car. También la madre del joven talento quiso agradecer un reconocimiento que supone «aún más orgullo, por ser en la tierra de uno», y en un teatro «que para él fue un antes y un después». María José destacó que su hijo es como el mes de abril en el que fue Importante de esta Redacción: «Él es color y luz, como la primavera en Murcia. Aparece e ilumina la pantalla, Jaime emociona y despierta en nosotros los sentimientos de sus personajes».

Perfil

Uno de los rostros más reconocidos de la televisión y las plataformas digitales en la actualidad. Denver, Nano y, desde abril de 2019, Marcos. El murciano Jaime Lorente (Murcia, 1991) ha encarnado a tres protagonistas de exitosas ficciones de Netflix (La Casa de Papel, Élite y ¿A quién te llevarías a una isla desierta?), que le han otorgado el reconocimiento internacional y le han convertido en uno de los actores de moda. Digerir el éxito de los últimos dos años ha sido «un trabajo de gestión importante». «Mi vida ha dado un giro de 180 grados y poco a poco me acostumbro», contó Jaime a LA OPINIÓN.

Inmerso en rodajes y promociones, el joven de 28 años es el chico del momento, pero no olvida sus orígenes en Murcia, ciudad que abandonó en 2014 para probar suerte en Madrid y donde Jaime vuelve siempre que tiene un hueco para estar con los suyos: «Tengo a toda mi familia allí, a mis amigos, es mi ciudad y, cada vez que puedo, vengo».

La sonrisa de una nueva generación, por Salvador Abril Portillo (amigo de la infancia)

Para mí es un honor y un placer escribir sobre Jaime, mi amigo y hermano. Recuerdo cuando Jaime, con tan solo diez años de edad, ya disfrutaba imaginándose siendo actor en el salón de actos de su colegio. Éramos unos niños, traviesos y muy felices, que imaginábamos un mundo sin imposibles, sin miedos, siendo lo que queríamos ser. Y él, hoy, lo ha conseguido.

Ha logrado ser un gran actor pero también una gran persona, un gran amigo, un gran profesional. En definitiva, ha logrado ser él en todos los sentidos. Admiro sus ganas de comerse el mundo, la ilusión con la que desempeña todo lo que hace, la alegría que transmite, su seguridad y, sobre todo, su humildad.

Hoy no solo es un referente para su familia y amigos. Hoy es un referente para todo el mundo y en especial para Murcia, tu ciudad, el lugar donde naciste y al que tanto quieres y das a conocer allá donde vas. Hoy eres para muchos jóvenes actores ese espejo donde mirarse, donde aprender que con esfuerzo, MUCHO esfuerzo, compromiso, dedicación y pasión, pueden lograr su sueño. Porque todo lo que tienes ahora es fruto de tu trabajo, de tus horas de estudio, de tus miles de ensayos. Aún recuerdo cuando pasábamos semanas y semanas sin verte y la única manera que teníamos de pasar tiempo juntos era yendo a verte a tu escuela, la ESAD. Para ti no era solo estudiar, era disfrutar, aprender para poder cumplir el sueño que actualmente estás viviendo y te has ganado a pulso.

Solo me queda darte las gracias por hacerme disfrutar de cada uno de tus papeles: desde Judas en el colegio, pasando por Alan en Equus; Elías Mato, en El secreto de Puente Viejo; Adela, en Esto no es la casa de Bernarda Alba; León, en La sombra de la ley; Denver, en La casa de papel; Nano, en Élite; y muchos más. Tengo claro que esta no es tu cima. Esa cima estará donde tú te propongas, mi gran amigo Jaime Lorente López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook