06 de diciembre de 2019
06.12.2019
Medio ambiente

El temor a una moratoria reactiva la construcción de 2.000 viviendas junto al Mar Menor

La moratoria urbanística solicitada por el Ayuntamiento de Cartagena ha puesto en alerta a propietarios de grandes proyectos parados durante años en Los Belones, Los Urrutias y La Manga

05.12.2019 | 22:14
El temor a una moratoria reactiva la construcción de 2.000 viviendas junto al Mar Menor

El anuncio de una posible moratoria urbanística en el municipio de Cartagena ha logrado 'despertar' tres planes parciales que se encontraban parados desde hace años y que afectaban a distintas poblaciones limítrofes con el Mar Menor. Uno de estos proyectos es el ya conocido Plan Parcial de 'El Vivero', en La Manga, promovido por las mercantiles Herjoespha S.A. y Portmán Golf S.L. para la urbanización y construcción de 634 viviendas en terrenos ganados al mar. Los otros dos proyectos urbanísticos se sitúan en la diputación de Los Belones y otro en el casco urbano de Los Urrutias.

Así lo confirmaba ayer a esta redacción el Ayuntamiento de Cartagena, que ha detectado que desde el pasado 8 de noviembre, cuando el Consistorio registró un documento en la Consejería de Medio Ambiente con las aportaciones municipales a la Ley Integral del Mar Menor y entre las que se incluye una moratoria urbanística en torno a la laguna salada, los propietarios de los terrenos afectados por estos tres planes parciales municipales han movido ficha ante el temor a que los proyectos se queden sin desarrollar, según fuentes municipales.

Pese a que llevaban varios años parados, recientemente las empresas Herjoespha S.A. y Portmán Golf S.L., en el caso del Plan Parcial de El Vivero, habían solicitado «impulsar la constitución de la Junta de Compensación de la Unidad de Actuación del Plan Parcial», señalan desde el Consistorio, que añaden que «en la actualidad se ha publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia la aprobación inicial de los estatutos y del Programa de Actuación de la Junta de Compensación».

Los tres proyectos se encuentran en una fase inicial y «aún les queda bastante trámite». Tanto el de Los Belones como el de Los Urrutias «son menos conflictivos que el proyecto de El Vivero, por lo que pueden avanzar en el procedimiento más rapidamente y, por tanto, consolidar derechos antes», remarcan.

Indemnizaciones

La última intención de los propietarios de estos proyectos urbanísticos no pasa necesariamente por acabar construyendo lo que se refleja en las memorias de los planes parciales municipales. El temor del Ayuntamiento es que si no se aprueba la Ley Integral del Mar Menor, en la que se incluiría esa moratoria, los procedimientos administrativos de cualquier propietario implicado en estos planes urbanísticos se verían avanzados y, por tanto, mayores serán los derechos que acabarían adquiriendo. Eso podría derivar en que «si entra en vigor una moratoria, mayores podrían ser las indemnizaciones».

700 viviendas

En el caso de Los Belones, el proyecto reactivado abarcaría a los terrenos del entorno de la iglesia de la localidad, es decir, se pondría de nuevo en marcha el Plan Parcial de Los Belones Este, cuya reparcelación se aprobó en 2008 y afectaría a una superficie de 344.000 metros cuadrados y donde se estimó la construcción de en torno a 700 viviendas. El pasado agosto la Junta de Gobierno local aprobó la modificación del programa de actuación del Plan Parcial Residencial de Los Belones Este que «por problemas de la propiedad ha estado paralizado durante varios años y que finalmente se volverá a reactivar», señaló el Consistorio entonces. Dicha modificación la presentó la sociedad Gestión de Inversión Familiar, S.L.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, señalaba entonces que dicho acuerdo de la Junta posibilitó «que proyectos urbanísticos muy importantes paralizados durante años puedan comenzar a materializarse». Esta visión positiva se truncó tras la crisis medioambiental que sufrió el Mar Menor tras la DANA de septiembre. «Bajo ningún concepto apoyaríamos nuevos desarrollos urbanísticos en el entorno del Mar Menor», señalan fuentes próximas a la alcaldesa. Fue la misma Castejón quien hace dos semanas le pidió esta moratoria al consejero de Medio Ambiente, Antonio Luengo.

El Plan Parcial de Los Urrutias afecta a una superficie aproximada de 280.302 metros cuadrados y en ella estaban proyectadas en un principio la construcción de 792 viviendas. Este proyecto contemplaría un importante espacio sin edificar en el casco urbano de la localidad.

Plan Parcial 'El Vivero' (La Manga)

La propiedad del proyecto pertenece a las mercantiles Herjoespha S.A. y Portmán Golf S.L y se pretende construir 634 viviendas. El Programa de Actuación y los estatutos de la Junta de Compensación del proyecto se aprobaron, hecho que provocó fuertes críticas al Ayuntamiento de Cartagena, que señala que no hubiera podido negarse a aprobarlo porque incurriría en «prevaricación administrativa».

Plan parcial de Los Urrutias

En pleno casco antiguo de la localidad costera de Cartagena, este proyecto contempla la construcción de 792 viviendas en una superficie de 293.644 metros cuadrados, donde también se incluiría, según el plan urbanístico inicial, la edificación de instalaciones deportivas, escolares y cívico-sociales.

Plan Parcial Residencial de Los Belones Este

Se trata de un plan parcial paralizado en la zona que va desde la iglesia de Los Belones hacia la salida del pueblo dirección Cabo de Palos. Tiene una superficie de 344.000 metros cuadrados y se plantearon la construcción de alrededor de 700 viviendas. En la memoria inicial se señala que no existe en la zona ninguna afección que suponga un inconveniente para su desarrollo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook