01 de noviembre de 2019
01.11.2019
La Opinión de Murcia
Crisis en el Mar Menor

Crisis en el Mar Menor: La Comunidad pedirá vía judicial a la CHS el cese de vertidos

Argumenta que el organismo de cuenca no ha hecho caso a las tres peticiones realizadas para que corte la entrada de agua con nutrientes

31.10.2019 | 22:11
Crisis en el Mar Menor: La Comunidad pedirá vía judicial a la CHS el cese de vertidos

El Gobierno de Murcia pedirá por la vía judicial que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) cese los vertidos de agua con nutrientes del Campo de Cartagena al Mar Menor, que está «peor que nunca», porque es la «única solución posible» para revertir la degradación del ecosistema.

Así lo anunció ayer la consejera de Empresa, Industria y Portavocía, Ana María Martínez Vidal, tras la reunión del Consejo de Gobierno, en la que intervinieron los servicios jurídicos de la Comunidad para estudiar el mecanismo judicial, que puede ser la interposición de una denuncia, la petición a Fiscalía para que investigue o personarse en las causas ya abiertas por la degradación del Mar Menor.

Vidal justificó esta decisión porque la CHS «ha hecho caso omiso» a los tres escritos presentados por el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, para que reanudara el bombeo del agua circulante por la desembocadura de la rambla de El Albujón, que vierte directamente a la laguna salada.

La portavoz del Gobierno regional apuntó que la situación del Mar Menor es tan grave que se puede producir otro episodio de anoxia, como el causó la muerte de miles de peces y crustáceos el pasado 12 de octubre, y que la capacidad de absorción de nutrientes por la laguna es «prácticamente nula».

Vidal se amparó en la intervención ante el Consejo de Gobierno del portavoz del Comité Asesor Científico del Mar Menor, Ángel Pérez Ruzafa, quien les aseguró que «la única solución posible» es el cese inmediato de las descargas de agua del acuífero a la laguna, descartando la apertura de las golas para que entre agua del mar Mediterráneo.

Tras afirmar que la reunión fue «bastante complicada» al estar marcada por el «desastre medioambiental» que sufre la laguna, la portavoz insistió en que la CHS es el «organismo competente» en esta materia.

Vidal reveló que el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, solicitó el miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que se reunieran ayer para transmitirle la «situación tan crítica», aprovechando su visita a Los Alcázares (que al final no se produjo por un fallo en el avión en el que volaba), pero que Sánchez declinó la invitación.

En su opinión, la actitud del Gobierno central es hacer un uso «electoralista» de este asunto porque «prefieren asfixiar» al Ejecutivo autonómico «antes que trabajar juntos por el Mar Menor, que no puede esperar más».

La portavoz reconoció que la gestión medioambiental en las últimas décadas «no ha sido suficiente», pero remarcó que el nuevo Ejecutivo va a adoptar «medidas valientes y definitivas», aludiendo al decreto ley de Protección Integral del Mar Menor.

Peligro de falta de oxígeno

Aunque las capas anóxicas (sin oxígeno) que provocaron el episodio de muerte de peces y crustáceos del 12 de octubre en Villananitos (San Pedro del Pinatar) han desaparecido, según las mediciones de las estaciones de control, los informes del científico Javier Gilabert de la UPCT destacan un aumento de la clorofila de 0'7 miligramos/litro cada día. Según su valoración esta situación podría llevar la eutrofización un más allá de los valores de 2016, que puede comenzar a consumir el oxígeno con el riesgo de que ese episodio pudiera volverse a dar de forma generalizada. Otros científicos no comparten esa teoría y no creen que la llamada 'sopa verde' pueda provocar la anoxia.

Ante esta situación, el consejero Luengo convocó ayer por la tarde una reunión del grupo de Ecología Lagunar del Comité Científico del Mar Menor, y en la que también estuvieron expertos en depuración de aguas, organizaciones agrarias y técnicos e ingenieros del organismo de cuenca.

Tras la reunión, se pusieron sobre la mesa varias propuestas en materia de oxigenación, desnitrificación, disminución de nutrientes e intercambio de agua, entre otras: estructuras para la fijación de organismos filtradores autóctonos; colocación de bateas o estructuras para fijar especies autóctonas que filtren el agua y eliminen los nitratos que hay en el Mar Menor.

Colocación de una barrera subsuperficial para utilizar astillas de madera como desnitrificadoras del flujo de ese agua y disminuir la carga de nutrientes del agua del acuífero que entra al Mar Menor.

Diseño de un sistema asistido experimental de incremento de la tasa de renovación local del agua con el objetivo de poder tener una técnica desarrollada para actuar en caso de anoxia. Para ello se va a estudiar la implantación de un sistema mecánico forzado que permita intercambiar agua para extraer fitoplacton.

Rehabilitación de las salinas de Marchamalo en materia de oxigenación. Se cogería agua del Mar Menor, se filtraría en las Salinas y volvería a inyectarse a la laguna salada para depurar su estado.

Utilización de Bioreactores en las ramblas y cauces que desembocan en el Mar Menor. Para ello se debería instalar depósitos de astillas de limonero que ejercerían de desnitrificadores ante la salida de agua por las ramblas.

Pendiente de los regantes

El Ministerio para la Transición Ecológica, por su parte, informó ayer, tras el Consejo de Ministros, que entre las actuaciones inmediatas para disminuir la entrada de nutrientes en la laguna, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) está a punto de finalizar los trabajos en la rambla del Albujón, una de las fuentes de aportes de nitratos al Mar Menor, y por lo que el Gobierno Regional quiere llevar a los tribunales al organismo de cuenca.

El Ministerio prevé que la tubería de impulsión para derivar parte de las escorrentías para el uso agrario esté en condiciones de funcionar la próxima semana, ya que la estación de bombeo sufrió daños al inundarse la caseta tras la DANA de septiembre.

Sin embargo, dicha instalación, «que pretende abordar de manera transitoria la problemática asociada a las escorrentías de la rambla», no puede funcionar hasta que la comunidad de regantes del Campo de Cartagena no solicite la preceptiva concesión de las aguas para su uso agrícola, añade el departamento de Ribera.

«Se espera que lo solicite a lo largo de la próxima semana, en cuyo caso, como medida provisional, se le podría autorizar la derivación de caudales para mezclarlos con los de las aguas desaladas de la planta de Torrevieja y utilizarlos en regadío», apunta.

Cumplir la ley «sin excusas»

La ministra ha reconocido que el Mar Menor precisa un trabajo «intenso y coordinado» de todas las administraciones competentes, cada una en el ejercicio de sus competencias, «y que se cumpla la ley sin demoras ni excusas».

Ante la multitudinaria manifestación del miércoles en Cartagena, Ribera ha indicado que «la ciudadanía se expresó de forma contundente, uniéndose así a las múltiples voces que vienen alertándonos de la crisis desde hace años. El Gobierno muestra su solidaridad, respeto y compromiso con la sociedad murciana para trabajar, con mayor intensidad, en las soluciones necesarias para salvar la laguna».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook