09 de octubre de 2019
09.10.2019
Inmigración

El centro de menores de Santa Cruz se ampliará con un nuevo edificio de lavandería y comedor

Vox insiste en que esta decisión incumple el acuerdo de investidura y denuncia que no tenga licencia de ocupación

08.10.2019 | 21:05
El centro ubicado en Santa Cruz

El Centro de Protección de Menores que la Fundación Antonio Moreno abrió hace unos meses en la pedanía murciana de Santa Cruz tiene prevista una próxima ampliación, tal y como ha confirmado a esta Redacción la Consejería de Política Social del Gobierno murciano.

Las instalaciones se pusieron en marcha sin apenas darlas a conocer entre los vecinos poco antes del verano, quienes se movilizaron contra su apertura al saber que estaba previsto que sirvieran para la acogida de menas (menores extranjeros no acompañados). Y, pese a que el Gobierno regional se comprometió con Vox en el acuerdo de investidura a cerrar este centro, ahora se proyectan nuevas obras al haberse superado la capacidad de los tres módulos que están funcionando.

Concretamente, está prevista la construcción de un nuevo edificio dentro del recinto que estará destinado a lavandería y comedor, no a uso residencial.

En el centro de Santa Cruz ya hay 72 menores extranjeros, llegando al máximo de la capacidad permitida, que es de 24 ocupantes por cada uno de los tres módulos de residencia que se han levantado.

El cierre de este centro se ha convertido en el caballo de batalla del grupo municipal Vox en el Ayuntamiento de Murcia, desde donde han denunciado en numerosas ocasiones las presuntas «irregularidades» que rodean la puesta en marcha de estas instalaciones.

En una moción defendida en el Pleno de Murcia el pasado mes de julio por Inmaculada Ortega se llegó a plantear que el centro de la Fundación Antonio Moreno se ha levantado en Suelo Urbano Especial, «pese a que debería estar en zonas de equipamientos colectivos», por lo que no entienden que se les haya dado licencia. Además, afirman que las instalaciones incumplen la Ley de Infancia de la Región de Murcia al exceder el número de personas que conviven en un mismo módulo «no garantizando el espacio mínimo que los menores necesitan».

Otra de las carencias que se critica desde este partido es que la edificación no cuente con cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación, «lo que le ha hecho estar funcionando con luz de obra». Por todo ello, desde la formación insisten en que «manteniendo el centro abierto y planteando una ampliación se está incumpliendo el acuerdo de investidura» con el que Vox permitió que López Miras llegara a la presidencia de la Comunidad.

De ahí que Vox anunciara ayer que pedirá la comparecencia de la consejera Isabel Franco en la Asamblea para que dé explicaciones sobre qué pasos se van a dar para cumplir el acuerdo de investidura y que indique el plazo exacto para desmantelar el centro de menas de Santa Cruz.

La Consejería de Política Social confirma que el centro de menas de Santa Cruz tiene luz gracias a un generador registrado en el Ayuntamiento de Murcia, ya que hay algún problema que hay que solventar para que sea la compañía eléctrica la que le facilite el suministro.

Además, explican que en las instalaciones hay actualmente 72 menores extranjeros y 60 trabajadores que están al frente del funcionamiento de estas dependencias, y que «reciben continuos controles de inspectores de Servicios Sociales».

Por su parte, el concejal de Desarrollo Sostenible y Huerta del Ayuntamiento de Murcia, Antonio Navarro Corchón, mantiene que «el uso que tienen estas instalaciones está perfectamente permitido en esta zona de huerta, de ahí que el informe técnico fuera favorable y se le concediera la licencia de obras». A la vez que sostiene que «la cédula de habitabilidad es para las viviendas, pero este tipo de edificaciones sólo necesitan para ser ocupadas un título de actividad o declaración responsable, que es precisamente lo que se emitió».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook