13 de septiembre de 2019
13.09.2019
Gota fría

El temporal hace revivir el temor a una de las peores riadas en 40 años

La gota fría que ha azotado la Región obliga a rescatar a automovilistas de sus vehículos y al conductor de un camión que requirió la intervención de un helicóptero

13.09.2019 | 00:15
El temporal hace revivir el temor a una de las peores riadas en 40 años

La Región ha vivido este jueves la peor gota fría que se recuerda desde 1982. Después de una jornada marcada por la angustia de la primera alerta roja desde que existen los registros históricos, la crecida del Segura se convirtió anoche en una angustiosa amenaza para cientos de vecinos que residen junto al cauce del río en las pedanías de Murcia situadas aguas abajo de la capital y en los demás municipios ribereños. El peligro de desbordamiento del Segura también hizo necesarios otros desalojos en las poblaciones en las que descargaba la DANA y llevó a solicitar la intervención del Ejército para que envíe a la UME.

Las intensas precipitaciones cortaron las carreteras, dejando aisladas durante horas poblaciones como Molina de Segura, mientras que las comunicaciones ferroviarias quedaron suspendidas y anoche ya no era posible viajar en tren dentro ni fuera de la Región. Por la mañana habían quedado interrumpidas las líneas con Madrid y Barcelona y por la tarde se suspendieron también las Cercanías con Alicante, Águilas y Cartagena. Mientras tanto, los colegios y las universidades permanecen cerrados, al igual que los centros de día del IMAS y los traslados de enfermos para servicios y pruebas que no son urgentes.

También el Canal del Trasvase ha sufrido una rotura en Los Valientes, en Molina, que obligará a suspender el riego durante semanas.

Aunque en las últimas décadas se han producido frecuentes inundaciones en distintas zonas de la Región, como las registradas en Los Alcázares y en los municipios del Mar Menor en 2016, hacía décadas que no se producía una situación de peligro generalizado a lo largo de todo el territorio regional como la vivida ayer. A lo largo de la jornada se registraron numerosas incidencias que hicieron necesario el rescate de automovilistas atrapados en sus vehículos cuando el agua invadía las calles. Según informó la Consejería de Transparencia, responsable del Servicio de Emergencias 1-1-2, dos conductores fueron rescatados en Molina y en Espinardo.

El centro de Coordinación de Emergencias también informó de que los Bomberos del Consorcio de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia rescataron por aire a un camionero cuyo vehículo quedó atrapado en una rambla en Fortuna. Las intensas lluvias provocaron inundaciones en los municipios situados en el límite con Alicante, desde Abanilla a Santomera, en los que quedaron anegadas las calles, además de centros de salud como los de Abanilla, Ricote y Fortuna, en los que hoy se comprobará el alcance de los destrozos causados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook