03 de agosto de 2019
03.08.2019
Medio ambiente

El agua desalada ya es reciclable

Dos jóvenes murcianos han creado una tecnología que permite aprovechar el 100% del caudal sobrante de los procesos industriales de desalación y convertir los residuos en lejía utilizando la salmuera, un desecho de estas instalaciones

03.08.2019 | 04:00
Ricardo Martínez y Cristina Varona han desarrollado la idea de reutilizar la salmuera de las desaladoras.

Una tecnología desarrollada por dos jóvenes emprendedores murcianos permite reaprovechar el agua sobrante de los procesos industriales de desalación y convertir los residuos en lejía cerrando así el ciclo de la economía circular. Por cada 100 litros de agua, 70 son utilizados en la industria y los 30 sobrantes se tiran, ha explicado el cofundador de 'Useful Wastes' ('Residuos útiles', en español) Ricardo Martínez -de 26 años de edad-, quien afirma que, gracias a su nueva tecnología, es posible reutilizar esos 30 litros transformando 21 en agua más dulce y convirtiendo en residuo y, posteriormente en lejía, los 9 litros restantes.

Martínez, junto con su socia Cristina Varona -de 25 años-, ha diseñado esta metodología para reaprovechar la salmuera, residuo de las desaladoras, en la obtención de lejías y optimizar así la explotación del recurso hídrico, además de fomentar la economía circular y el cuidado del medio ambiente. El proceso generalmente utilizado para la desalación es la ósmosis o igualación de las concentraciones de distintos líquidos con porcentajes desiguales de solutos -o sustancias disueltas-, pero en el caso de 'Useful Wastes' se emplea la ósmosis inversa para depositar las sales en una membrana semipermeable que separa ambos líquidos, lo que permite reutilizarlas mediante un proceso físico de precipitación.

A partir de esta «segunda ósmosis», se obtiene un tipo de residuos «muy concentrados en sales, que no puede desecharse por problemas ambientales y que, a través de procesos electroquímicos, convertimos en lejías que la industria puede reutilizar», ha detallado. Además, estas lejías se pueden emplear en la industria alimentaria y la limpieza de bidones o elementos de los procesos de la industria como los suelos.

Objetivo: obtener agua dulce

Esta tecnología, considera, es «la mejor alternativa para obtener agua dulce, ya que se aprovecha el 100 % del recurso», a pesar de que consume mucha energía para realizar la ósmosis inversa. Martínez desarrolló la idea gracias a una de sus profesoras, aficionada al buceo, que en cierta ocasión denunció en clase la contaminación por las salmueras en el mar afirmando que «quien consiga encontrar una solución al problema medioambiental de las salmueras, se hace de oro».

'Useful Wastes' tiene sede en Tudela (Navarra) y centro de trabajo en Cartagena (Murcia) y ha recibido diferentes premios y reconocimientos por su labor en I+D en pro de la eficiencia hídrica y el consumo responsable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook