07 de diciembre de 2018
07.12.2018
Caso

Les pillan robando, llegan a un acuerdo, pagan lo robado y no se llama a la Policía

Los hipermercados se están planteando poner seguridad privada en sus puertas, lo que sí hay en grandes superficies

06.12.2018 | 17:47

«Como no hay consecuencia, la gente sigue hurtando», lamenta Javier Ruano, de la Asociación de Supermercados de la Región (Asumur). A su juicio, sería «muy positivo» un cambio en el Código Penal que endureciese las penas para estos ladrones.

Ruano explica que en la provincia, de momento, no suele haber vigilantes de seguridad en las entradas y salidas de los supermercados. Algo que sí se ve en grandes almacenes. Dado que «existe una inseguridad», admite, muchos negocios se están planteando contratar seguridad privada.

Y es que en la Región, comenta el portavoz de Asumur, se han vivido «situaciones violentas» de ladrones con, por ejemplo, una cajera que les ha pillado llevándose el artículo sin pagar. En ocasiones, estas situaciones acaban en agresión física o amago de la misma. Si hubiese un vigilante de seguridad, estiman, los empleados no tendrían que implicarse en estas escenas.

Lo que se suele hacer en estos casos es avisar a la Policía, aunque a veces se intentar evitar. Y es que los responsables del súper y los cacos pillados con las manos en la masa en ocasiones llegan a una entente cordiale. Y la Policía no llega a enterarse de nada.

Ocurre, en este sentido, algo muy simple: los ladrones pagan lo que se iban a llevar y listo, comenta Ruano. Se da esta circunstancia cuando la persona muestra una disposición. Incluso niega el robo: dice, cuando le pillan, que se lo había metido al bolso sin querer, en un descuido, y que, por supuesto, está dispuesta a pagar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp