15 de diciembre de 2017
15.12.2017
Control

Las revisiones a los conductores de camiones incluirán pruebas de alcohol y drogas

Los chóferes también se tendrán que hacer análisis del hígado para determinar si tienen enfermedades hepáticas, como la cirrosis

18.12.2017 | 19:00
Controles a los conductores de autocares y camiones, en una foto de archivo.

Hace un año ahora, El secretario general de la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (FROET), Manuel Pérezcarro, contaba a LA OPINIÓN que el asunto de los camioneros borrachos «perjudica mucho la imagen del sector en general y del profesional al volante en particular». «Es una realidad, aunque se dé un número de casos reducidos, pero existe y nos preocupa», manifestó al respecto.

En este sentido, Pérezcarro recordó que, desde su sector, «llevamos años exigiendo a la Administración que la de camionero se incluya dentro de las profesiones con reconocimiento médico obligatorio». «No lo hemos conseguido todavía», lamentó entonces. Ahora, sus deseos están más cerca de hacerse realidad.

Los controles de riesgos laborales a los conductores de camiones y de autocares incluirán exámenes para detectar el posible consumo de alcohol y de drogas, así como análisis del hígado para determinar si tienen enfermedades hepáticas, como la cirrosis, con el fin de averiguar si existe un problema con estas sustancias y si son «aptos o no» para llevar vehículos de esas características, tal y como ha propuesto el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé.

Bernabé se reunió este viernes con representantes de las patronales FROET y ANETRA, la jefa de Tráfico, el jefe de la Inspección de Trabajo, el director de Transportes de la Comunidad y mandos de Tráfico para buscar una solución capaz de evitar que salgan a la carretera conductores que hayan consumido alcohol o drogas.

La aplicación de estos controles se ha considerado necesaria tras la detección de siete positivos en las pruebas realizadas recientemente a los conductores de vehículos de mercancías peligrosas y de dos en conductores de autobús.

Añadió que también la patronal «está preocupada por la situación» y que le ha pedido, que, «vía convenio colectivo, los controles de riesgos laborales incluyan pruebas de toxicidad, tanto de alcohol, como de drogas, y controles del hígado para ver si hay enfermedades hepáticas como la cirrosis. Así tendremos los elementos de juicio adecuados para saber si una persona es apta para llevar un vehículo de estas características», indicó Bernabé

Por otra parte, si se detectan síntomas del consumo de sustancias tóxicas en el conductor, bien porque exista una constatación por vía facultativa o porque haya incurrido, al menos, en dos infracciones en vía administrativa, deberá iniciar programas de tratamiento y curación mientras se le suspende el permiso de conducción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine