28 de mayo de 2012
28.05.2012
Entrevista

"Hay que ser más positivos porque el negativismo que nos rodea nos esclaviza"

La escritora Aurelia García define su obra como "sencilla, amena y sumamente práctica" para cualquier tipo de lector

29.05.2012 | 01:10
Aurelia García.

Estimular el espíritu positivo es uno de los objetivos que persigue el libro de Aurelia García, Psicoterapia de bolsillo.

¿Qué ofrece a los lectores Psicoterapia de bolsillo?
Psicoterapia de bolsillo lleva como subtítulo Aprende a pensar en positivo, pues este es en términos generales el objetivo que persigue. Para lograr este aprendizaje, primero es imprescindible conocer cómo funcionamos, hacernos reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestro modo de pensar, detectando y deteniendo los pensamientos negativos, y hacer las modificaciones necesarias al respecto con el fin de liberarnos de la ansiedad y del miedo. El lector se va a encontrar con un libro sencillo, ameno y sumamente práctico. Le dará incluso la sensación de estar escrito exclusivamente para él.

El libro enseña a pensar en positivo, ¿cree que hoy en día es aún más necesario?
Es cierto que actualmente somos más conscientes de la necesidad de convertirnos en personas más positivas, porque sentimos que el mundo está contaminado de negatividad. La psicología se abre camino cada vez más debido a esa necesidad imperante de abandonar el negativismo que nos rodea y nos esclaviza. Las explicaciones que suelo dar en consulta desde mis inicios como psicóloga, ahora toman mucha más fuerza si cabe. Siento cómo ha aumentado en mí la pasión y la prisa por contagiar de positivismo a las personas que vienen a mí en busca de ayuda.

¿Cuál es la fórmula para liberarse de la ansiedad y el miedo?
No existe una fórmula mágica, qué más quisiéramos. Lo que se propone desde la psicología son una serie de técnicas fisiológicas, como la respiración y la relajación, y técnicas cognitivas, que estimulan el pensamiento positivo. Todas ellas son de fácil aplicación y de probada eficacia, permitiéndonos mejorar nuestro bienestar y sobre todo disfrutar de nuestro día a día.

¿Cómo se origina el miedo?
Creemos equivocadamente que son determinadas situaciones las culpables de que sintamos miedo, pero en realidad lo que nos provoca la ansiedad son las interpretaciones negativas que hacemos sobre esas situaciones. Precisamente, el comienzo de Psicoterapia de bolsillo se basa en dar una clara explicación al origen del miedo, de la negatividad, que está en nuestra propia imaginación negativa.

¿Cómo nos ayuda Psicoterapia de bolsillo a reflexionar sobre nuestro modo de pensar?
Me parece fundamental conocer la clasificación de los tipos de pensamientos negativos que existen, porque es de una gran utilidad conocerlos y etiquetarlos, como si al ponerles una etiqueta fuera más sencillo encontrarlos, detectarlos, lo cual es clave en toda psicoterapia. Si imaginamos a nuestro inconsciente como una gran trastienda, lo que se pretende con esta clasificación es ponerla en orden y hacer una limpieza a fondo de nuestra mente.

¿Nos puede dar cinco recomendaciones sencillas para estimular el pensamiento positivo?
De forma breve os diría que debemos salir de vez en cuando de nosotros mismos para hablarnos como si le habláramos a otra persona a la que queremos ayudar; tenemos que utilizar en nuestro pensamiento palabras con sentido positivo, evitando todas aquellas que puedan indicar duda, preocupación, miedo, negatividad, extremismo. Dar gracias a la vida con frecuencia, estar más atentos a los pequeños detalles que hacen grande nuestra vida y elaborar una lista con nuestros deseos, poniendo toda nuestra fe en ellos.

¿Qué es más fácil de contagiar, actitud positiva o negativa?
Me sabe mal reconocer que es mucho más fácil contagiar el negativismo, aunque no debería ser así. Nos dejamos arrastrar diariamente por la corriente de malestar que existe a nuestro alrededor, nos resulta muy difícil ignorar los comentarios negativos que escuchamos y las provocaciones de discusión, copiando palabras, insultos, expresiones, gritos, gestos de ira, que nos pueden llevar a un círculo vicioso. Pero tenemos que poner todo nuestro empeño en contagiar a los demás de positivismo, pues podemos comprobar que cuando se nos escapa una sonrisa, nosotros creemos sentirnos mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook