25 de abril de 2010
25.04.2010
La Opinión de Murcia
X Encuentro del Consejo Escolar de la Región de Murcia

Expertos dan las claves a los padres para evitar la pederastia

Aseguran que el buen uso de las nuevas tecnologías es positivo y ayuda a mejorar el rendimiento académico

25.04.2010 | 02:00
Mar Monsoriu, Francesc Pedró y Luis Navarro (presidente del Consejo Escolar de la Región)

La pérdida de tiempo, de la privacidad y la ludopatía, son algunos de los riesgos que conlleva el mal uso de Internet", explicó ayer la licenciada en Ciencias de la Comunicación, Mar Monsoriu, durante su participación en el X Encuentro del Consejo Escolar de la Región de Murcia celebrado en Molina de Segura.

Una de las cosas que más preocupa a los padres es que sus hijos puedan ser acosados por pederastas. Para impedirlo, Monseriu dio a los asistentes cuatro sencillas premisas que consisten en que "el ordenador no esté en la habitación del menor, que no tenga webcam ni fotos provocadoras que puedan subir a la Red y que los padres o los hermanos mayores estén con los niños cuando éstos hacen uso de las nuevas tecnologías", señaló.

"Internet es una herramienta maravillosa que los niños tienen que usar, sí o sí, desde muy pequeños, ya que ofrece grandes oportunidades, como el incremento de las competencias y habilidades del estudiante, el mayor conocimiento de la realidad, la transmisión de valores y la participación ciudadana", apuntó. "De hecho -continuó-, los riesgos son puntuales. El problema es que si el usuario cae en alguno de ellos es muy complicado salir. Por eso es tan importante la educación, porque es la única manera de poder prevenir los peligros".

Bajo el título 'Mentes Conectadas', Francesc Pedró, Senior Policy Analyst del Centro for Educational Research and Innovation (CERI) de la OCDE en París puso de manifiesto hasta que punto los alumnos de 15 años están realmente conectados a las nuevas tecnologías y los efectos que tiene ese nivel de afección en los resultados académicos. "Se ha demostrado que en Ciencias es muy positivo. Si bien, los estudios muestran que esta relación es distinta según el nivel socieconómico y cultural del entorno del alumno. Es decir, mientras que para el estudiante que goza de una buena situación económica, social y cultural familiar el uso de las nuevas tecnologías le aporta una ventaja a la hora de estudiar, el rendimiento desciende en aquellos que no disfrutan de esta situación. Esto se debe a que utilizan las nuevas tecnologías de manera diferente: uno para el ocio y las materias escolares y el otro únicamente como medio de diversión", subrayó.

Para Pedró, en la actualidad la sociedad se encuentra dentro de la segunda brecha digital, que tiene que ver con los distintos usos que se le da a la tecnología. "Para erradicarla es necesario el apoyo educativo social tanto a padres como a docentes. A los primeros para que, conociendo las herramientas, eduquen a su hijo y no se creen así huérfanos digitales. A los maestros, por su parte, es importante incentivarlos para que vean cuáles son los atractivos de su uso y cómo pueden mejorar el rendimiento de sus alumnos", concluyó.

La jornada, a la que asistieron más de 140 personas, la mayoría padres y educadores, cerró ayer el ciclo 'Educación, familia y tecnología' que ha desarrollado el Consejo Escolar de la Región mediante 12 mesas redondas en Águilas, Calasparra, Caravaca, Cartagena, Cieza, Las Torres de Cotillas, Lorca, Puerto Lumbreras, San Javier, Totana, Yecla y Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook