12 de noviembre de 2020
12.11.2020
La Opinión de Murcia

Obras

Las obras en el Lazareto paralizan las prácticas de buceo

Los alumnos del grado medio de FP de Operaciones Subacuáticas denuncian falta de soluciones a su formación

11.11.2020 | 19:53
Las obras continuaban ayer en el edificio Lazareto

Las obras del nuevo pabellón Lazareto donde se imparten los ciclos formativos de grado medio y superior del Centro Integral de Formación Profesional Hespérides han obligado a paralizar las prácticas que realizaban en el muelle los alumnos de FP. El renovado edificio, antiguas instalaciones del Museo de Arqueología Submarina, está en la fase final de sus obras y hasta ahora los alumnos habían podido seguir formándose con sus prácticas.

Sin embargo, este miércoles se les comunicó a los estudiantes que estas prácticas debían paralizarse durante dos o tres semanas, hasta que finalicen los trabajos de acondicionamiento del Lazareto que comenzaron a finales del pasado año.

Once alumnos fijos y dos modulares del grado medio de FP de Técnico en Operaciones subacuáticas e hiperbáricas han mostrado su queja por este paréntesis en su formación y acusan a la Consejería de Educación de no plantear soluciones: «Nos dicen que no podemos bucear porque no podemos estar cerca de las obras».

A este incidente le añaden que durante el primer mes de este curso estuvieron sin profesores en el grado de FP porque «estaban sin contratar», algo que, según ellos, «sumado a que nos han dejado por el momento sin clases prácticas, nos va a retrasar mucho en la formación de buceo».

La Consejería de Educación señaló ayer a esta Redacción que la dirección técnica del centro de formación profesional Hespérides solicitó una zona acondicionada para poder realizar las prácticas dentro del recinto del centro Lazareto pero por las obras resultaba inviable.

Por el momento, siguen estudiando una solución mientras continúa la remodelación. La formación teórica sigue impartiéndose en el edificio central del CIFP Hespérides. Los alumnos también muestran su queja por el uso de «herramientas precarias» en el grado medio o la falta de materiales, «como una campana húmeda para las prácticas de los alumnos de primero».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook