Estudio internacional

La inestabilidad familiar afecta a la salud infantil

En los países más pobres, el divorcio se asocia con niveles más altos de diarrea y retraso en el crecimiento

25.09.2014 | 22:48
Las discusiones familiares afectan a la salud de los niños.
Las discusiones familiares afectan a la salud de los niños.

La inestabilidad familiar afecta a la salud infantil, según el informe World Family Map 2014, que se ha presentado en el II Congreso internacional "Familia y sociedad" organizado por la Universitat Internacional de Catalunya (UIC), que analiza 16 indicadores relacionados con el bienestar entre una muestra de 45 países.

El estudio, liderado por el profesor Bradford Wilcox, de la Universidad de Virginia (EEUU), con el apoyo de Child Trends Social Trends Institute y otras entidades, analiza los cambios globales ocurridos en diferentes aspectos de la estructura, la socioeconomía, los procesos y la cultura familiar.

Según este trabajo, el divorcio o la disolución de una relación y el inicio de una nueva se asocian con niveles más altos de diarrea, retraso del crecimiento y mortalidad infantil en varias de las regiones con menos ingresos del mundo.

Respecto a la estructura familiar, el trabajo asegura que las familias monoparentales son un fenómeno particularmente elevado en América Central y del Sur, seguidos de muchos países del norte y el oeste de Europa.

Así, en América del Sur más de la mitad de los niños nacidos son de madres solteras, encontrándose la tasa más alta en Colombia, con el 84 %.

El informe indica que en buena parte de Europa, entre un tercio y la mitad de los niños nacen fuera del matrimonio, mientras que, en Francia y Suecia, este porcentaje supera el 50 %.

Respecto a la pobreza infantil y la desnutrición, los datos indican que aunque la desnutrición se ha reducido notablemente en las dos últimas décadas y se ha pasado del 23 % en 1992 al 15 % en 2012, continúa siendo un indicador importante que afecta de manera desproporcionada a las familias con niños.

También recoge el informe que Europa Occidental presenta las tasas de pobreza infantil relativa más bajas de todas las regiones, y que a la cabeza se sitúan los Países Bajos y Suecia, con la tasa más baja del mundo, de un 6 y 7 %, respectivamente, mientras que en Francia, Alemania e Irlanda están en torno al 10 %.

Los países con mayor pobreza infantil en Europa Occidental son el Reino Unido, Italia y España, y según Marc Grau, investigador que ha presentado el trabajo, España, con un 20%, es uno de los países con la tasa más alta, tal como ya han sugerido otros estudios.

El estudio también hace un análisis específico sobre el sufrimiento psicológico en niños de entre 9 y 16 años de la Unión Europea, y concluye que en los 25 países de la UE, el 21 % de los niños afronta problemas psicológicos de grado medio o alto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine