Gastronomía
Abrir boca

Mesón Miguel, cocina de calidad junto al paso a nivel

Platos tradicionales murcianos con una excelente elaboración y cuidada presentación

28.08.2015 | 10:09

Nada más cruzar el polémico paso a nivel de Santiago el Mayor se encuentra situado desde 1994 el Mesón Miguel, un auténtico descubrimiento para los amantes de la cocina tradicional con excelentes toques de elaboración que no podemos dejar de dar a conocer.

Un local pequeño en número de mesas, solo tiene capacidad para una treintena de comensales, pero grande en cuanto a la cocina que nos ofrecen. «Preferimos tener pocos comensales y tratarlos muy bien. –nos comenta su responsable Miguel Ángel Sánchez Marín, que cuenta con una dilatada experiencia en el mundo de la restauración y que también regenta otro importante local, La Catedral, en la murciana plaza del Cardenal Belluga– Cuidamos mucho la formación de nuestro servicio de la mano de Antonio Chacón, David López o Hervé Medina. Nuestros clientes cuando conocen nuestra cocina ven la diferencia y por supuesto que vuelven a visitarnos».

Y lo hemos podido comprobar en primera persona con su extensísima oferta de entrantes de los que destacamos la croqueta de berenjena, el sorprendente crujiente de pulpo, el espectacular bonito con tomate macerado en casa con vinagreta de verduras, su pisto con crujiente de chanquete o sus especialísimas patatas bravas de la casa, además del originalísimo cabriolé de caballitos caseros, los rojos con sabor a gamba roja, o los negros con sabor a tinta de calamar.

Para comer, además de menús diarios por sólo diez euros que incluyen dos platos a elegir, postre, bebida y café, cuentan con una cuidadísima carta en la que destaca el lomo de bacalao islandés o su espectacular hamburguesa de muslo y contramuslo de pollo con crujiente de encurtido y mostaza antigua con pan casero.

"En la cocina del Mesón Miguel es la que hacían en casa nuestras madres y abuelas"
Carmen Vera y Mº del Carmen Maiquez

Palabra de Chef



Todos los días preparan guisos caseros, el de bacalao está espectacular.

En cuanto a carnes, su especialidad son las brasas, destaca especialmente su chuletón de vaca vieja y angus.

Completan su oferta gastronómica su revuelto de setas con yema de campero y sus arroces diarios así como los asados de costillar de cerdo o las cabezas asadas que se han de solicitar por encargo.

De jueves a domingo preparan un exquisito pulpo al horno al estilo tradicional murciano.

Debemos prestar especial atención a su selección de quesos, parmesano, gouda o el premiado Marquesado de Hita.

En breve podremos probar su hamburguesa de salmón, con la que andan en pruebas, empleando la cabeza y la cola de este pescado y suavizándola con perlas (huevas) de salmón.

Llama la atención en el pequeño pero coqueto comedor la original decoración con maderas y cajas antiguas de frutas con uvas, ajos, pimientos, realizada por Paco, de floristería San Lorenzo.

Además de Miguel, en el local trabajan desde hace años su cocinera Carmen Vera, Mª del Carmen Máiquez y Mari Carmen Mateo, además de Vanessa Pérez.

Cuentan con una amplia bodega en la que destacan un excelente Rioja como Vivanco, el Lavia de Bullas, el jumillano Juan Gil, o el ribera crianza Valduero. En cuanto a blancos, uno de los más demandados es el Marcelo de Rias Baixas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine