Análisis

Quedan muchos frentes abiertos

En la batalla de las primarias se ha confirmado la existencia de un importante paquete de ´avales prestados´

22.05.2017 | 00:45
González Tovar, Pedro Sánchez y José Vélez, alcalde de Calasparra.

El notable trasvase de apoyos de Patxi López en favor de Pedro Sánchez era algo previsible. Más sorprenderte ha sido la pérdida de respaldos en los avalistas de Susana Díaz

En esta ocasión los socialistas murcianos han remado en sintonía con la ola nacional apoyando la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general, algo que no sucedió en la histórica pugna entre Zapatero y Bono, donde apostaron por el perdedor. Han cambiado las cosas en el interno del partido; en aquella ocasión votaron los delegados, siempre en línea con el aparato, y ahora lo han hecho los militantes, que son mucho menos controlables.

En alguna medida se han confirmado las previsiones apuntadas en la batalla de los avales sobre techos y suelos. Los partidarios de Sánchez, con una plataforma creada deprisa y corriendo y el apoyo de los calasparreños, consiguieron más de 1.800 respaldos, frente a los más de 2.200 de Susana Díaz,apoyada por alcaldesas y la vieja guardia del PSRM; y los 800 de Patxi López. Aquí, a la hora de la verdad, se han clarificado los apoyos y se ha confirmado la teoría de los avales prestados. No ha sorprendido el trasvase de más de trescientos avalistas de Patxi López a Pedro Sánchez, algo anunciado a pesar del postureo de González Tovar. Más sorprendente ha sido lo de Susana Díaz, con una pérdida de más de doscientos apoyos. Algo que no deja en buen lugar a la vieja guardia del aparato tradicional.

A nivel nacional los socialistas quedan abiertos en canal, con un distanciamiento total entre la nueva dirección y el grupo parlamentario. Con un secretario general ausente del Congreso y cuyo objetivo principal es desalojar a Rajoy de la Moncloa. Por muchas llamadas que se hagan a la unidad, las heridas y los costurones de estas primarias no van a cicatrizar tan fácilmente. Sin hablar de posibles depuraciones, porque la guerra ha sido cruenta.

El resultado supone también una gran revolución en el interno de los socialistas murcianos, acostumbrados a regirse por el control y el enfrentamiento de las familias. Un partido que lleva años metido en la mala dinámica de socavar permanentemente su suelo electoral con pérdida de votos y militantes. Los ´sanchistas´ aquí son cruzados de la causa, con ideas claras como las expresadas por el alcalde de Calasparra en mitin de hace dos semanas. En las instituciones como la Asamblea Regional o el Congreso están los ´susanistas´ y los partidarios de Patxi López, con un González Tovar quemado y denostado.

Ahora toca Congreso Regional y elegir al nuevo líder y al próximo candidato a presidir la Comunidad. Por mucho que hablen barones y baronesas de luchar por el consenso, la nueva ola de Ferraz va a sacudir con fuerza. Los ´sanchistas´ tienen los votos, pero adolecen de liderazgo y presencia en la Asamblea. Varios de los nombres que han aparecido en las quinielas de cara al futuro han quedado tocados por la derrota de Susana Díaz. Y empieza a coger fuerza la baza del diputado regional Joaquín López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine