Tribuna Política

Un acuerdo histórico

29.10.2015 | 04:00
Jesús Cano Molina

l premio Nobel de la Paz Kofi Annan dijo que, «para la supervivencia, el bienestar y el desarrollo socioeconómico de toda la humanidad es un requisito fundamental tener garantizado el acceso a un suministro suficiente de agua».

Hace poco más de una semana tuvo lugar en el ministerio de Agricultura, un acuerdo histórico sin precedentes en el que por primera vez un Gobierno de la nación subvencionaba el precio del agua desalada para los regantes.

Es un acuerdo de soluciones, en un momento crítico de la Cuenca Hidrográfica del Segura y que llega cuando más necesita nuestro campo certidumbre para afrontar unas circunstancias inquietantes.

El compromiso adquirido de aportar en torno a ocho millones de euros para abaratar el precio del agua de las desaladoras, despeja el futuro inmediato a más de doscientas empresas y cooperativas y a 146.000 usuarios de trasvase Tajo-Segura.

Se trata de un acuerdo extraordinario para una situación excepcional con el que gana la Región de Murcia. Ganamos todos gracias a un presidente como Mariano Rajoy, que ha creído en unas reivindicaciones plenamente justificadas y de las que dependen miles de familias murcianas; de la misma manera, el presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, ha sabido vencer los obstáculos y convencer de la necesidad. Así lo reconocieron todos los componentes de la Mesa del Agua de la Región cuando acudieron al ministerio a conocer de primera mano esta decisión extraordinaria.

Han transcurrido poco más de cien días de esta nueva etapa política, y en materia de agua se han tomado decisiones impensables hace unos meses. A quienes criticaron las reuniones del presidente de la Comunidad Autónoma con los ministros del Gobierno de España hoy les decimos que sus selfies han traído medidas muy beneficiosas para la Región de Murcia porque venir de Madrid con soluciones para paliar la sequía supone asegurar más de 100.000 empleos.

Se ha conseguido agua desalada más barata e inversiones en infraestructuras hidráulicas de cerca de cincuenta millones de euros que van a ayudar a que ese bien tan necesario como escaso en nuestra región pueda fluir y llegar con más facilidad a nuestro campo.

Son inversiones que tienen nombre y apellidos en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año como la construcción de las presas de Lébor y Las Moreras que permitirá la redotación de agua para regadío hasta 38 hm3, el demandado recrecimiento de la presa de Camarillas con el que se podrá aumentar la capacidad de almacenamiento hasta los cien hm3 y la ya conocida tubería de la desaladora de Águilas hasta los regadíos de Lorca y Totana.

Si a todo esto sumamos la prórroga del Decreto de Sequía, podemos afirmar que el agua es una de las prioridades del Gobierno de la Región de Murcia y que el trabajo bien hecho del presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, permite que los próximos meses se puedan afrontar en un escenario de tranquilidad y respiro.

Desde el Grupo Parlamentario Popular hemos defendido que debemos sacar del debate político el tema del agua porque juntos seremos mas fuertes y capaces de hacer oír nuestra voz. Hemos insistido en este mensaje a pesar de que desde las filas del Partido Socialista sus representantes aprovechan cualquier resquicio para la crítica.

Desde el Partido Popular les pedimos que abandonen el estéril enfrentamiento partidista, reconozcan que se han tomado decisiones valientes y muy positivas en las últimas semanas para que podamos poner en esta legislatura las cimientos sobre los que se sostenga un política de agua basada en la solidaridad y el sentido común. Es un logro que le debemos a las próximas generaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine