Enseñanza

Padres de El Ranero exigen que se abra el aula de Infantil ya terminada

Piden a Educación que contrate a un docente más para que sus hijos puedan ser escolarizados allí

08.06.2016 | 04:00
Padres afectados se concentraban ayer por la tarde a las puertas del centro Juan XXIII, en el barrio murciano de El Ranero.

Hay un pabellón completamente terminado y listo para albergar nuevas aulas, pero la consejería de Educación no quiere ampliar profesorado. Es lo que denuncian padres de alumnos del colegio Juan XXIII, en el barrio murciano de El Ranero, que solicitan al departamento que dirige Isabel Sánchez-Mora que, de cara al curso próximo, el centro cuente con un docente más, para así poder escolarizar allí a sus hijos.

Esto afectaría, según los cálculos de estos padres, a más de una veintena de niños de 3 años de edad. La demanda es un aula más de Infantil. Los padres, además, aseguran que cuentan con el apoyo del director del colegio.

El centro, ubicado en la avenida Duques de Lugo, es uno de los dos con los que cuenta el barrio. El otro es el Reino de Murcia. Las obras de ampliación del colegio de Educación Infantil y Primaria Juan XXIII, que implicaban la construcción de cuatro aulas de Educación Infantil y nueve de Primaria, se pusieron en marcha en 2015. El nuevo edificio, de dos plantas, está construido sobre una parcela de 11.562 metros cuadrados anexa al edificio original. Sin embargo, los padres no entienden por qué se invierte en edificios y estos no se usan.

Padres se concentraron ayer por la tarde a las puertas del Juan XXIII. Recientemente se reunieron con responsables de la consejería de Educación, pero infructuosamente. Cristina Visedo, una de las madres afectadas, insistió en que «el pabellón está habilitado para que se pueda empezar» a dar clases, al tiempo que lamentó que «la Consejería prefiera desplazar a los niños a otros colegios, aunque esté el pabellón hecho».

Visedo no entiende cómo antes «los niños estaban en barracones» y ahora, con los edificios listos, «porque el barrio está creciendo y se necesita», no se pague a un docente nuevo una cantidad económica que, a su juicio, sería «insignificante».

Además, destacó que el tener que llevar a los niños a centros alejados del barrio perjudica «a la conciliación familiar», hasta el punto que esta «no se tiene».

Los niños, a otros centros

Preguntados por el asunto, desde el gabinete de la Consejería destacaron que «se atienden las primeras opciones de los padres para escolarización de sus hijos en más de un 93 por ciento de los casos».

Asimismo, detallaron que «en la zona hay plazas libres de escolarización en otros centros que cuentan igualmente con todos los recursos disponibles y atienden perfectamente la demanda de los padres». En concreto, citaron al CEIP Santa María de Gracia y el CEIP Cierva Peñafiel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine