Caso Umbra

Megías califica de "incompetentes" a los servicios jurídicos del Consistorio y exige que rectifiquen

El presidente del Casino, al que el Ayuntamiento le pide tres años de cárcel por malversación en el caso Umbra, dice que nunca ha manejado fondos públicos ni ha sido vicepresidente de una entidad urbanística

12.02.2016 | 04:00
Juan Carlos Usero, tesorero (i); Esteban de la Peña (secretario); Juan Antonio Megías, y José Alarcón, defensor del socio del Casino.

«Lamento profundamente la ligereza y falta de diligencia con la que se ha conducido la acusación particular del ayuntamiento de Murcia a la hora de formular su escrito de acusación, que acredita un absoluto desconocimiento de lo instruido, rayano en la incompetencia». Con estas palabras comparecía ayer por la tarde ante los medios el presidente del Real Casino de Murcia, Juan Antonio Megías, para contestar al escrito de acusación del Ayuntamiento en el que se le reclaman tres años de prisión por un delito de malversación cometido, supuestamente, en la gestión del convenio Casino dentro del caso Umbra.

El citado acuerdo urbanístico permitió la rehabilitación de este histórico edificio, que fue pagada por promotores que recibieron del Consistorio murciano mayor edificabilidad en la zona norte de la ciudad. La letrada del Ayuntamiento afirma que Megías cometió «un delito de malversación por la firma del contrato de enero de 2005 con Renato de Noce, en el que se fijaban los honorarios de éste, y por la autorización de pagos, como vicepresidente de la entidad urbanística Casino, a éste, con cargo a los fondos públicos destinados a la rehabilitación del Casino». Por todo ello, la acusación particular solicita para Megías la pena de tres años de prisión e inhabilitación absoluta por seis años.

Sereno y directo, el presidente del Casino, exconsejero del Gobierno regional, también habló sobre el cambio de la estrategia procesal llevada a cabo hasta ahora por los servicios jurídicos del Ayuntamiento, asegurando que «la extrema dureza del escrito» se debe a «representar a cualquier precio, incluso el de la verdad, el papel de acusación que se le ha venido reclamando insistentemente aunque no exista base alguna para ello». En este sentido, destacó «las presiones del Ministerio Fiscal, por cierto, algo inusual en los foros judiciales en los que me he movido en mis 35 años de profesión como jurista», añadió.

En cuanto al contrato que firmó con la empresa de Renato del Noce, Megías explicó que fue suscrito en nombre del Casino y no a título personal y que «los emolumentos que pretendía cobrar la empresa de De Noce habrían de ser satisfechos, y previamente negociados, por la fuente financiera». De hecho, manifestó que dichos emolumentos «fueron negociados y aceptados voluntaria y libremente por el grupo de promotores del plan urbanístico que ofreció como compensación al Ayuntamiento la rehabilitación del Casino». En cuanto al cargo de vicepresidente de la entidad urbanística Casino de Murcia que le atribuye la abogada del Ayuntamiento, Megías aseguró tajantemente que nunca ha sido vicepresidente de entidad urbanística alguna y que «nunca fui designado para dicho menester». Asimismo, el presidente del Casino destacó que, tal y como aparece en los estatutos de dicha entidad –aprobados en Junta de Gobierno del Ayuntamiento en 2006–, el vicepresidente tendrá «funciones meramente consultivas». De hecho, Megías destacó que nunca participó, «ni siquiera a título meramente consultivo», ni él ni un representante del Casino en actos de gestión.

Asimismo, explicó que en su condición de presidente del Casino «nunca he sido depositario de fondos públicos, ni he manejado fondos públicos, ni he dispuesto de fondos públicos, por lo que es materialmente imposible que haya podido cometer delito alguno de malversación de caudales públicos». Tras todo lo expuesto, Megías exige al Ayuntamiento que rectifique de inmediato dicho escrito y, de no ser así, «me reservo el ejercicio de acciones penales y civiles».

«Daño de imposible reparación»

En cuanto a una posible «mano negra» en todo este asunto, Megías manifestó «quiero no pensar en ello y hago esfuerzos a diario para no hacerlo». A la pregunta de si se sentía una víctima, dijo defendía su «inocencia absoluta» y «limpieza» en sus actuaciones.

Sí que destacó sentirse «una consecuencia de un sistema que no termina de funcionar bien». «Un sistema que proclama la presunción de inocencia y cuatro años después de haber sido citado aún tengo que dar explicaciones y me encuentro con un daño de imposible reparación», añadió.

Y es que, según Megías, «dentro de muchos años todavía habrá quien me diga: 'Usted estuvo mezclado en el caso Umbra'». También habló de filtraciones en dicho caso, destacando que él se enteró de su imputación por la prensa y «fui a declarar voluntariamente, si no hubiera venido la Guardia Civil a mi casa».

Por último, destacó que no ha contactado con el alcalde de Murcia, José Ballesta, «ni él se ha puesto en contacto conmigo parar informarme de que se iba a hacer este escrito». Añadió que «siempre nos ha unido una buena relación».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine