Lorca

El Ayuntamiento se pone manos a la obra para poner freno a las riadas

Jódar ha pedido a la Comunidad que elimine tres puntos negros que podrían causar nuevas inundaciones

07.12.2015 | 04:00
El Ayuntamiento se pone manos a la obra para poner freno a las riadas

El Gobierno se ha propuesto que los vecinos de Lorca no vuelvan a pasar por el trance de las inundaciones del pasado 2012. Por eso, el alcade, Francisco Jódar, junto con la concejal de Obras, Eulalia Ibarra, han informado que la Junta de Gobierno Local aprobó el pasado viernes solicitar a la Comunidad Autónoma la eliminación de tres puntos negros que se ha detectado en el término municipal, y que complican la actuación en situaciones de emergencias.

Concretamente, el alcalde explicó que «una de las obras que hemos pedido formalmente a la consejería de Fomento que incluya en la planificación de inversiones que tiene previsto realizar en Lorca la ejecución de un paso bajo el ferrocarril en la pedanía de Almendricos».

Jódar justificó esta reclamación porque esta población se encuentra dividida por la línea de ferrocarril Lorca-Águilas no existiendo en la actualidad un paso a nivel de la vía para vehículos y realizándose dicho paso a través de una obra de fábrica de drenaje que funciona como paso de vehículos a nivel inferior bajo la vía en condiciones precarias, que recurrentemente es cortada al tráfico durante los episodios de El regidor explicó que en el mismo sentido se ha dirigido al Gobierno Regional para que la dirección general de Carreteras incluya en sus planes la reparación y mejora de las carreteras RM-11 (conocida como la vía rápida de Lorca-Águilas) y la RM-621 (antigua vía de conexión de estas dos ciudades) a la altura de la pedanía de Campillo.

Exactamente, la reivindicación va dirigida a que estas dos carreteras consideradas de alta intensidad de tráfico, pues la primera de ellas la utilizan 12.076 vehículos al día y la segunda 3.719, puedan mantener su operatividad como arterias de comunicación de las pedanías del sur del municipio en el caso de cualquier catástrofe, informaron.

Para ello, desde el Ayuntamiento se solicita que se realicen las actuaciones necesarias que faciliten la evacuación de las aguas de la rambla de Biznaga por debajo de estas dos carreteras, con la ampliación de la zona de drenaje que eviten el desbordamiento de agua sobre la vía en el caso de fuertes lluvias.

Jódar se ha mostrado convencido de que «tanto el presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, como el consejero de Fomento, Francisco Bernabé, van a ser sensibles a esta petición como lo están siendo con todas las necesidades que se les exponen desde el municipio y que están permitiendo mejorar no sólo el casco urbano en su integridad sino también sus pedanías, con especial atención a sus accesos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine