Prueba

Honda HR-V 1.6 I-DTEC, original y eficiente

Si en su primera generación de 1999 fue rompedor, ahora hace lo propio con su diseño vanguardista; además va equipado y tiene buenos motores

20.06.2017 | 16:28
Con sus 4,29 metros de longitud, el HR-V permite mucha movilidad en ámbitos urbanos y también salir a la carretera con confort; tiene dos motores para elegir, ambos son suficientes y ahorrativos

Honda lanzó su HR-V hace dos años, resucitando la denominación de un vistoso modelo de 1999. El actual se caracteriza por sus líneas modernas y superficies angulosas en una carrocería de 4,29 metros de longitud, por lo que se sitúa como el hermano pequeño del CR-V. Por dentro aparece un diseño menos rompedor, pero no exento de atractivo. Espacioso para su tamaño (uno de los más habitables de su clase), el HR-V ofrece además muchas posibilidades de carga, con un maletero de 470 litros (si se elige con rueda de repuesto y no con kit para reparar pinchazos se pierden unos 70 litros). Delante el puesto de manejo es satisfactorio, con posibilidades de regulación para la morfología de cualquier conductor, y la información de su panel de instrumentos es completa al combinar los relojes habituales con una pantalla digital. Un detalle curioso es que el círculo exterior del velocímetro cambia de iluminación según la demanda de aceleración. Los mandos del climatizador se manejan através de una superficie táctil delante de la palanca del cambio y por encima queda la otra pantalla (también táctil) del sistema multimedia de siete pulgadas.

La oferta mecánica para nuestro mercado es sencilla: un motor de gasolina de 1,5 litros con 130 CV y un diésel de 1,6 litros de 120 CV, ambos de cuatro cilindros. El primero se puede elegir con cambio manual de seis relaciones o bien con una caja automática de variador continuo CVT; el segundo sólo se asocia a un cambio manual de seis marchas. En todos los casos la tracción es al tren delantero. Hemos tenido la oportunidad de probar una unidad con el motor diésel de 120 CV, muy satisfactorio y que cumple muy bien con esta carrocería.

En marcha, nos ha gustado su tamaño, que es un acertado compromiso entre una buena maniobrabilidad en ciudad y el óptimo confort en viajes largos. El motor responde muy bien, prácticamente igual que la versión de gasolina de más potencia, con la ventaja de que no hay que subir tanto de vueltas para ir a ritmos alegres. Su sonido, aunque algo patente (sobre todo en frío), llega filtrado al habitáculo y no es molesto. Con este rango de poder de 120 CV, el HR-V vale para casi cualquier uso, y además visitaremos pocas veces el surtidor. Éste, el del consumo, es otro apartado donde destaca, al homologar una media de cuatro litros por cada 100 km (nosotros no pasamos de los seis en nuestras pruebas, principalmente en ciudad). Para ir acabando con su conducción, debemos señalar por un lado, el tacto de la palanca del cambio, que tiene recorridos cortos y es muy accesible, y por otro el tarado de las suspensiones que contiene bien las oscilaciones de la carrocería en curvas y aumenta así el dinamismo del conjunto.

Se han establecido tres líneas de acabado para esta opción mecánica: Comfort, Elegance y Executive. De serie y desde el nivel de base, el HR-V ofrece elementos como el sistema de asientos traseros ´magic seats´ (la butaca se pliega hacia arriba como si de un asiento de cine se tratara, para meter temporalmente un objeto alto, gracias a que el depósito de combustible se sitúa más adelante), el programador de velocidad, el sensor de luces, el manos libres ´Bluetooth´, la frenada de emergencia en ciudad o los asientos delanteros calefactables, entre otros. El siguiente nivel Elegance aumenta el listado con el programador de velocidad adaptativo, el avisador de colisión frontal, los sensores de aparcamiento, el avisador de abandono de carril involuntario, el reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de entretenimiento Honda Connect o el sensor de lluvia. El acabado más alto Executive añade además la navegación, la cámara trasera para aparcar, el techo solar panorámico, el acceso y arranque sin llave, y las ópticas de Led, entre otros.

En resumen, un ´SUV´ que rompe con la monotonía del diseño de la mayoría de sus contrincantes, que ofrece un espacio interior increíble para su tamaño y que conviene con esta motorización diésel si se hacen muchos kilómetros. La de gasolina es un poco más refinada, pero sin ser el motor 1,5 l. un bloque muy gastón (más bien al revés), el 1,6 l. diésel de 120 CV consume poquísimo y ´anda´ prácticamente lo mismo.
El precio de partida de este HR-V I-DTEC de 120 CV es de 22.350 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Motor Murcia

Nuevos Nissan Qashqai, dispuesto a jugar duro
Nuevos Nissan Qashqai, dispuesto a jugar duro

Nuevos Nissan Qashqai, dispuesto a jugar duro

El pionero de la categoría se pone al día con más calidad, carga tecnológica e imagen más llamativa

Nuevo Volkswagen Amarok, un pickup a 120 km/h

Nuevo Volkswagen Amarok, un pickup a 120 km/h

La Dirección General de Tráfico ya permite a este tipo de vehículos circular a la misma velocidad...

Toyota RAV4 híbrido: más garantía, más completo

Toyota RAV4 híbrido: más garantía, más completo

Toyota Murcia y Labasa Cartagena han puesto en marcha una campaña que incluye ventajas adicionales

Ten tu Kia al día

Ten tu Kia al día

La marca coreana lanza una interesante promoción, que cubre gran parte del verano, para el...

Seat da un giro a la movilidad sostenible con el León TGi

Seat da un giro a la movilidad sostenible con el León TGi

Ginés Huertas Cervantes ha entregado una unidad de este modelo a la empresa DFM Rent a Car

Entrevista a Marco Toro y Manuel Gallego

Entrevista a Marco Toro y Manuel Gallego

´Un flechazo´, así definían su relación el máximo responsable de la marca japonesa en España y su...


Enlaces recomendados: Premios Cine