Historias del fútbol cartagenero

El día que el Efesé ganó por el número de córners

21.05.2016 | 20:12
El día que el Efesé ganó por el número de córners

Algo ha llovido desde entonces. De hecho, en unos pocos días, se cumplirán sus Bodas de Oro. La primavera de 1966 casi tocaba a su fin y un hito rocambolesco del fútbol de entonces, puesto que hoy día es impensable, afectaría al Efesé quedando plasmado para siempre en la historia del balompié albinegro. En la disputa del primer cruce de la promoción de ascenso a Segunda División –desde Tercera, aún no existía la 2ªB– el CD Cartagena vencía la eliminatoria ante la Cultural Leonesa gracias a los saques de esquina. Tal cual suena.

Después de competir de manera alterna durante siete temporadas en la categoría de plata y de vivir el primer resurgimiento del fútbol local –bajo la denominación de UD Cartagenera– el Efesé enfocaba la década de los 60 con la única meta de regresar cuanto antes a Segunda División. Objetivo que se lograba en 1961 ante el Sestao, en un play off con vuelta disputada en el viejo estadio de San Mamés, en Bilbao. Dos temporadas anduvieron los albinegros, ya bajo la denominación de CD Cartagena, en dicha división, descendiendo en el ejercicio 62-63, tras caer en la promoción ante el Badalona.

Con el retorno al Grupo X de Tercera División, el Efesé encadenaba tres temporadas seguidas siendo subcampeón de liga. Por detrás del Albacete, en las dos primeras campañas, y del Eldense, en la última a la que nos referimos. Aunque en ninguna de ellas acabó logrando el ascenso, para variar. En la temporada 63-64 el Atlético de Ceuta se interpuso en el camino, un año después –otra vez– el Badalona fue el verdugo y en 1966 el muro infranqueable sería el Éibar, hoy en Liga BBVA. El hecho que recordamos en este artículo se producía, precisamente, en la eliminatoria predecesora a la eliminación ante el cuadro vasco.

Como decíamos, el Cartagena había quedado segundo en el Grupo X de Tercera por detrás del Eldense. En una liga en la que uno de sus rivales también era el extinto Atlético Cartagena, como curiosidad. En 30 jornadas, los de El Almarjal lograron 21 victorias, 6 empates y sufrieron tan solo 3 derrotas. Comenzado el play off, el primer escollo que rebasar para alcanzar la Segunda División era la Cultural Leonesa. El partido de ida se saldó con 2-1 para el Efesé y la vuelta acabó 1-0 para los castellanos. Sin la actual normativa del valor doble de los goles en campo contrario, tocaba desempatar en terreno neutral.

La cita fue el 1 de junio de 1966, en el antiguo estadio del Castilla en Ciudad Lineal de Madrid. Tras los primeros 90 minutos de juego el marcador acabaría de igual manera que comenzaba, empate sin goles. Procedió a disputarse, por tanto, el tiempo añadido de 30 minutos para dilucidar el vencedor. Pero nada cambiaría tampoco. Por entonces, aún sin instaurar las tandas de penaltis, este tipo de enfrentamientos se prolongaban en hasta cuatro prórrogas más de 10 minutos cada una. Y así pasó. Consumidos los 160 minutos de juego ninguno de los dos equipos logró tanto alguno. Otorgándose la victoria final al Cartagena, al haber dispuesto de más saques de esquina a su favor durante el partido con un tanteador favorable de 11-10.

A 50 años vista del suceso cabe aclarar, además, que los mismos once jugadores que comenzaban el encuentro eran los que lo terminaban, puesto que la reglamentación de los cambios no se introdujo hasta 1970. Solo se podía sustituir al portero y en caso de lesión. Lo que le añade un punto más de épica a una excepcional eliminatoria sin apenas precedentes en el fútbol español. La alineación cartagenerista aquel día, con la dirección de Ventura Martínez, estuvo compuesta por: Lanzábal; Salvador, Santos, Diego; Robles, Espino; Palop, Mariano, Badiola, Pons y Mercader.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine