Fútbol. Real Murcia

Más trabajo del esperado para Aira

Las malas sensaciones ofrecidas por el Real Murcia en el primer partido liguero, que alargan las dudas dejadas en la pretemporada, obligan al técnico a pisar el acelerador para conseguir cuanto antes una mejoría en todas las líneas del equipo

24.08.2015 | 04:00
Satrústegui, Chavero, Isi y Pumar, entre otros, portan una portería durante un entrenamiento.

­A José Manuel Aira se le acumula el trabajo. Y eso que solo se ha disputado una jornada liguera. La derrota ante el Marbella, pero especialmente las malas sensaciones dejadas por el Real Murcia tanto en defensa como en el centro del campo, obligan al técnico murcianista a pisar el acelerador con vistas a unas semanas en las que los granas no solo tendrán que empezar a dar la talla en el Grupo IV sino que además deberán intentar entrar con buen pie en la Copa del Rey con el objetivo de poder alcanzar la cuarta ronda, donde obtendrían el premio de enfrentarse a un equipo que juegue en competición europea, lo que significaría un alivio para arcas del club en esta temporada en Segunda B.

Pero antes de mirar tan lejos, el entrenador del Real Murcia tiene por delante mucho trabajo para solucionar las grietas que se vieron en la pretemporada y que afloraron notablemente el sábado en el choque frente al Marbella, donde los granas sufrieron una merecida derrota al no dar sensaciones de poder competir con un rival que puso más intensidad y que aprovechó los continuos regalos murcianistas.

Otra línea que no funciona es el centro del campo, lo que incluso preocupa más que la defensa, porque durante toda la pasada campaña José Manuel Aira fue incapaz de encontrar, ya sea porque no lo tenía o porque no lo necesitaba, un futbolista que marcase las diferencias en la dirección de juego. La esperanza este curso está en Rafa de Vicente, centrocampista que aterrizaba en Nueva Condomina el 11 de agosto y que el viernes se quedaba fuera de la convocatoria al considerar el técnico que todavía no está en condiciones de ser de la partida.

También habrá que dejar pasar las jornadas para ver la evolución de Alejandro Chavero, otro de los jugadores que están llamados a liderar al Murcia. De momento, el catalán está un poco desubicado, y es que si durante la pretemporada ha visto como su entrenador le adaptaba a una posición nueva para él, la de organizador, el sábado volvía a la media punta, aunque no fue capaz de crear una conexión con un centro del campo capado con la inclusión en el once de Armando y Guilló, dos futbolistas con las mismas condiciones y de corte defensivo. Pese a lo que, el Murcia fue incapaz de frenar los contragolpes locales, que necesitaron poco para meter tres tantos a los granas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine