Don de gentes
Dibujantes; Jorge además, es bombero 

Juan Álvarez Montalbán y Jorge Gómez Cáceres: "Nada se puede hacer si no ha sido dibujado"

Viven intensamente por y para el cómic. Juan es el guionista y el dibujante de la línea, Jorge es el color

24.08.2016 | 04:00
Foto realizada en Comercial Moto 5

Me gusta

  • Un color: Verde
  • Música: Juan: David Bowie o RBL; Jorge: Jaume Sisa o Battiato.
  • Película: Juan: La Strada; Jorge: Blade Runner.
  • Comida: Juan: Arroz; Jorge: Zarangollo.
  • Libro: Juan: El principito y el hombre que plantaba árboles; Jorge: Cien años de soledad y El espectador.
  • Un deseo: Juan: Murcia es un paraíso. El tema del Mar Menor es sangrante; Jorge: Seguir viviendo de lo que me emociona.
  • Chiste: – Uno va a buscar trabajo y le dicen: – Le vamos a pagar 800 euros y más adelante 1.200. – Vale, volveré más adelante.

Juan (Mazarrón, 1960); Jorge (Murcia, 1964) Son la pareja de dibujantes murcianos más prolífica y longeva, desde 1985 cuando se conocieron gracias a Antonio, el hermano de Juan. Conocidos y reconocidos internacionalmente, han publicado en Italia, Francia, Bélgica o Estados Unidos.

­­­Necesitaríamos dos páginas como esta para narrar la trayectoria de los conocidísimos, fuera y dentro de la Región, dibujantes murcianos Juan Álvarez y Jorge Gómez, a quienes algunos siguen llamando Los Mendrugos, en honor a una de sus primeras y más aplaudidas viñetas de unos gamberros y entrañables universitarios murcianos. Han publicado en todo el mundo y han creado decenas de personajes en las mejores publicaciones del sector. Viven por y para el cómic y en los últimos tiempos hasta se atreven con nuevas tecnologías, como las APPS para móviles. Juan comenzó con los dibujos animados. Jorge, además, tiene tiempo para ser bombero.

¿No discutís nunca?
Juan: No tenemos tiempo para eso. Yo planifico y hago las viñetas y Jorge las colorea. La verdad que funcionamos muy bien juntos, e incluso por separado, y no es fácil, aunque pueda parecerlo.

¿Cómo os conocisteis?
Jorge: Fue en el verano de 1985, en el gimnasio Yamato. Yo llevaba por casualidad una portada de Bernie Wrightson y Antonio, el hermano de Juan, me preguntó si hacía cómics y me dijo que me presentaría a su hermano, que había ganado el premio de la revista 1984. Nos presentó, Juan venía de Madrid después de trabajar en el mundo de los dibujos animados en la serie Don Quijote de la Mancha. Tenía un encargo de un poemario y yo le di color. Fue nuestro primer trabajo juntos.

Murcia tiene mucha tradición en el mundo del cómic, ¿no?
Juan: Tuvo mucho que ver el Murcia Joven de Cómic, sirvió para traer a Murcia editores de prestigio. Luego el stand del Salón del Cómic de Murcia en Barcelona era mítico. José Manuel Campillo logró engatusar a los políticos y editores que apostaron por el cómic murciano. Yo creo que lo hizo gracias al vino de Carrascalejo que ofrecían y por allí pasaron los primeros espadas del cómic nacional. Más tarde autores murcianos fuimos fichados por grandes editoriales.

Muchos de ellos comenzaron a dibujar inspirados por vosotros...
Jorge: Siempre hemos intentado transmitir curiosidad y conocimiento a quienes se han acercado a nosotros. Hemos creído en el cómic como medio de expresión y de comunicación.
Juan: También hemos coordinado muchos años el Aula del Cómic en la Universidad de Murcia, en la Biblioteca Regional con Hojeando cómics y en la Universidad con Comicum por la que han pasado Carlos Jiménez, Kim, Altarriba, Daniel Acuña, Carla Berrocal y otros autores.

¿Qué opináis de que se eliminen las clases de dibujo de los colegios?
Juan: No entendemos quién puede decidir eso, que el dibujo no es serio a partir de los nueve años. Las pinturas rupestres son cómic, o la columna trajana y el arte egipcio. Nada se puede hacer si antes no ha sido dibujado previamente, fíjate si el dibujo tiene importancia.

¿En qué estáis trabajando?
Jorge: Tenemos un encargo de Estados Unidos y para noviembre preparamos una exposición sobre Vespa con motivo de su 70 aniversario.

De puño y letra: Juan: "En un país multicolor nació una abeja bajo el sol".
Jorge: "Mi padre tiene un barco, me cachis en la mar".


Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray. Este dúo tiene más cosas en común de lo que imaginarían, tal vez... Ambas personalidades poseen una especial química, que es la combinación de ingredientes sentimentales e intuitivos, pero en diferentes proporciones en cada uno. El resultado común es la capacidad para juzgar la realidad y la conducta de las personas, el amor a la memoria, la cultura y a las cosas bellas de la vida, la descontractura mental, y –sin ser ninguna revelación– la creatividad. Juan ve la vida más como un poeta, Jorge es más emotivo. El primero tiende a ´enroscarse´ a veces en sus propias vivencias internas, el segundo arremete y conecta con el mundo sin hacerse demasiado rollo...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine