Patrimonio cultural

La Fundación Caja Mediterráneo retoma sus actividades en la Región de Murcia

Una gran exposición en el Palacio Almudí para otoño y la reapertura de los espacios culturales y sociales están entre los objetivos de la institución, que llegó a un acuerdo con el Sabadell para recuperar más de 2.900 obras de arte que pasaron a manos del banco tras la absorción de la CAM en 2011

21.02.2016 | 20:43
La Fundación Caja Mediterráneo retoma sus actividades en la Región de Murcia

Después de reuniones inacabables, «de haber atravesado un de-sierto» y hasta «de no dar un duro por recuperar el patrimonio cultural», la Fundación Caja Mediterráneo retomará su actividad en la Región de Murcia, después de años sin apenas programación en sus espacios y tras haber llegado a un acuerdo con el Sabadell para la recuperación del patrimonio cultural de la Obra Social de Caja Mediterráneo que quedó en manos de la entidad bancaria tras la absorción de la CAM en el año 2011.

Con algunas de esas «joyas» que forman parte del patrimonio artístico de la fundación como testigos, el presidente de la misma, Matías Pérez Such, y su vicepresidente, Clemente García, hicieron ayer oficial esta nueva andadura en el Palacio de San Esteban de Murcia, ante el presidente del Gobierno regional, Pedro Antonio Sánchez, y la consejera de Cultura y Portavocía, Noelia Arroyo.

Como ya adelantó LA OPINIÓN, el Banco Sabadell y la Fundación Caja Mediterráneo han acordado la devolución de las cerca de 3.000 piezas –valoradas en 6,8 millones de euros, que pasaron a manos del grupo financiero durante el proceso de absorción en el año 2011, tras haber sido separadas de la colección original para la creación del Banco CAM. Después de duras negociaciones, la Fundación Caja Mediterráneo recupera así alrededor de 6.800 obras de arte –entre las de la Comunidad Valenciana y Murcia– y, como insistió Clemente García, «ciento cuarenta años de historia y de coleccionismo».

Una vez constituida la Fundación y cerrado este acuerdo, Caja Mediterráneo quiere «volver a situarse como referente social, cultural y medioambiental de la Región», aseguró Pérez Such.

El vicepresidente de la Fundación explicó que quieren retomar cuanto antes las diferentes actividades. En concreto, ya han encargado al académico y exdirector del Palacio Almudí la selección de obras para una gran exposición que, si todo va según lo previsto, se inauguraría en este centro cultural de Murcia el próximo otoño. «Hay más de 6.000 obras que pertenecen a la sociedad y hay que volver a mostrarlas», subrayó Clemente García, quien recordó también los centros culturales de la Fundación en los municipios de la Región –algunos de ellos cerrados– o los centros con fondos bibliográficos –como los del San Isidoro de Cartagena o el Fondo Espín de Lorca, entre otros–, «que no pueden estar cerrados porque hay que fomentar la investigación».

«Entre el patrimonio inmobiliario hay aulas culturales, bibliotecas, aulas de formación que han estado cerradas y queremos reabrirlas cuanto antes con un programa de actividades que beneficien a toda la sociedad». Para ello, solicitarán la colaboración de instituciones públicas y otras formas de mecenazgo con entidades privadas, de manera que se pueda mantener el equilibrio presupuestario de la Fundación Caja Mediterráneo, «que lo que antes hacía con 70 millones, ahora lo hará con bastante menos», según indicó Pérez Such. A finales del mes de enero, el patronato de la institución aprobó en Alicante un borrador de presupuesto de 682.000 euros para llevar a cabo proyectos a lo largo de 2016 en sus tres áreas fundamentales: solidaridad, cultura y medio ambiente. Aunque la cifra puede aún sufrir modificaciones, 200.000 euros se destinarán a la organización de actividades en los espacios de Murcia.

Con la apertura y reactivación de los centros, a juicio de Clemente García, no sólo se conseguirá la dinamización cultural y social, sino también se potenciará la creación de empleo. El vicepresidente de la Fundación recordó, por último, las más de cuarenta exposiciones itinerantes que, una vez realizado todo el inventario con las obras recuperadas del Sabadell, «podrían recorrer los centros escolares de la Región».

Por su parte, Pedro Antonio Sánchez subrayó el esfuerzo que han hecho los patronos de la fundación para reactivar un proyecto «que pueda seguir ayudando a nuestra cultura, nuestra educación o a nuestro medio ambiente». También Pérez Such agradeció el esfuerzo de Clemente García –«ha defendido los intereses de la Región de forma feroz», subrayó– y de los patronos de Murcia, Tomás Zamora Ros, José Antonio Cobacho, Amparo Marzal, Francisco Sardina y Manuel González-Sicilia.

Cine, medioambiente y becas
Aunque la agenda de actividades aún no se ha concretado, desde la Fundación Caja Mediterráneo detallaron en una nota los centros e iniciativas que está previsto poner cuanto antes en marcha. Entre otros, se trata de abrir o reanudar las actividades de sus centros de toda la Región –Murcia, Cartagena, Lorca, Jumilla, Mula y Caravaca–. Además, en Sangonera La Verde la Fundación también dispone del Centro de Educación Ambiental CEMA Torreguil –antiguo Cemacam–. Entre los objetivos culturales se encuentra el de mantener la convocatoria del Premio de Novela Vargas Llosa y la apuesta por la divulgación de las nuevas tecnologías a través del Centro Camon –ubicado en el Centro Párraga de Murcia–. También tiene previsto programar ciclos de cine.

«Las acciones de contenido benéfico-social y solidarias continuarán siendo un objetivo importante de la Fundación», aseguran, con proyectos que sirvan para fomentar la inserción laboral de colectivos marginales o en riesgo de exclusión. Asimismo, quieren poner en marcha la dotación de becas para post-grados que posibiliten un mas fácil acceso al mercado laboral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine