Musical

La energía de 'Sister Act' convierte el Auditorio de Murcia en un convento

"Es un musical alucinante, frenético y terapéutico; sales renovado", dicen sus protagonistas

27.10.2015 | 11:45

El Auditorio Víctor Villegas de Murcia acoge el próximo fin de semana seis funciones del musical Sister Act, un espectáculo incluido en la Semana Grande de Cajamurcia y programado con la colaboración de la consejería de Cultura, que narra la historia de la joven Deloris, una cantante aspirante a diva que presencia un asesinato y a la que la policía esconde en un convento. Allí revolucionará con su personalidad la tranquila vida de la comunidad religiosa y se ganará la admiración y el cariño de sus nuevas compañeras.

Producido por la actriz Whoopi Goldberg –que protagonizó en 1992 la famosa película–, Stage Entertainment y El Terrat, el musical cuenta con una banda sonora original compuesta por Alan Menken (La Sirenita, La pequeña Tienda de los Horrores y La Bella y la Bestia), ganador de varios Oscar, Grammy y Globos de Oro. Los temas, que no son los mismos que en la película, están inspirados en los estilos musicales que van desde la música de Motown, el soul o el funk, hasta la música disco, pasando por Barry White.

Las letras de las canciones son obra del también nominado a los Oscar y premios Tony Glenn Slater y el espectáculo está construido sobre un guión de los ganadores de varios Emmy, Cheri y Bill Steinkellner (Cheers).

Un total de 27 artistas subirán en Murcia al escenario de este espectáculo que, tras pasar por Barcelona y antes de llegar a Madrid, está recorriendo todo el país con una gira que le llevará por 21 ciudades. En cinco años, desde su estreno en Londres, la producción ha pasado por Broadway, donde se estrenó en 2011, y se ha representado en 12 países, en siete idiomas y la han visto alrededor de cuatro millones de espectadores.

Como curiosidades, hay que destacar que a los 31 técnicos en gira se suman 26 más locales, y son necesarios tres días de montaje para poner a punto las 17 toneladas de material que viajan en siete tráilers. Y es que son necesarios 200 trajes, más de 1.000 piezas de ropa y 35 cambios de escenografía en cada representación, en la que destaca la imagen de la Virgen, de cinco metros, 350 kilos y que contiene más de 4.000 brillantes.

Estos son algunos de los detalles que dio ayer su protagonista, Mireia Mambo, mejor actriz protagonista en los últimos Premios del Teatro Musical, quien da vida a Deloris, y quien estuvo acompañada por el actor Edu Endonga, el gerente de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, y la directora general del ICA, Marta López-Briones. Mambo adelantó que en Murcia hay algunos cambios «que benefician a la obra» como es un romance con Eddie o una partitura nueva «moldeada para el musical».

Un espectáculo, añadió, que cuenta con grandes profesionales como Àngels Gonyalons (Madre Superiora), Fermí Reixach (Monseñor) y Amparo Saizar, Gara Roda y Malia Conde, como las hermanas del convento; completando el elenco Benjamí Conesa, Héctor Otones, Ramón Balasch y Gerard Míguez, «todos ellos con una gran experiencia en musicales».

Engonga remarcó que el espectáculo «tiene una energía contagiosa, es alucinante, frenético, un musical terapéutico, pues después de dos horas y media sales renovado; hay que disfrutarlo, dejarse llevar». «Nuestro objetivo es llegar a la gente, hacerle feliz y sonreír».
Hay que recordar que la Fundación Cajamurcia donará un kilo de alimentos por cada entrada vendida del espectáculo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine