Datos

Los murcianos menores de 30 siguen sin poder emanciparse

Solo dos de cada diez jóvenes vive fuera del hogar familiar, aunque entre los mayores de 25 años ha crecido la tasa de independencia económica

29.02.2016 | 18:19
Los murcianos menores de 30 siguen sin poder emanciparse

Los menores de 30 años siguen teniendo muchos problemas para poder emanciparse en la Región de Murcia, según el informe anual del Consejo de la Juventud de España, hecho público hoy.

Según las cifras que maneja este informe, solo dos de cada diez murcianos – el 21% – entre 16 y 29 años vive fuera del hogar familiar de forma independiente. Aunque las cifras llevan siendo similares desde hace años, el informe sí que destaca una pequeña mejoría entre los mayores de 25 años.

Baleares, Cataluña y Navarra son las comunidades autónomas con una tasa de emancipación de jóvenes más elevada, según el último informe del Consejo de la Juventud de España.

En su Observatorio de Emancipación, del primer semestre de 2015, sólo el 20,8 por ciento de las personas jóvenes en España ha conseguido emanciparse y necesitarían cobrar un 95,44 % más para poder comprar una vivienda.

Según su análisis, la emancipación residencial de los jóvenes en Andalucía se redujo en el último año más que en otras autonomías y, sobre todo, los casos de quienes deciden vivir solos.

En Aragón, el 23,1% de las personas de 16 a 29 años residen en una vivienda independiente a la de origen, la cuarta tasa de emancipación más alta.

Los de Asturias, pese a tener un mayor nivel de estudios que la media, presenta una fuerte exclusión del mercado laboral y el esfuerzo económico a realizar para lograr una vivienda en propiedad o alquiler es más reducido que en la mayoría de las comunidades.

La permeabilidad del mercado laboral en Baleares propicia que sus jóvenes se posicionen mejor que el resto, ya que presenta las tasas de actividad y empleo más altas de España.

El 21,5 % de la población joven de Canarias ha logrado establecerse en un hogar independiente al de origen, aunque el número de emancipados ha disminuido en el último año y el retraso en la emancipación se ha hecho más evidente entre el colectivo de menores de 25 años.

En Cantabria, la tasa de emancipación de los menores de 30 años es del 19,1 % y ha bajado respecto a un año atrás, hasta situarse por debajo de la media.

La emancipación residencial de los jóvenes de Castilla-La Mancha implica tan sólo al 19,5 % de los menores de 30 años, un 14,14 % menos que un año atrás.

En Castilla y León es del 18,9 %, inferior a la media y cada vez son menos las personas que se emancipan, pese a la cada vez mayor permeabilidad del mercado inmobiliario.

El 23,9 % de las personas de 16 a 29 años de Cataluña reside en una vivienda independiente a la de origen, gracias a un mejor posicionamiento en el mercado de trabajo, pues esta comunidad tiene la segunda tasa de actividad y empleo de ese colectivo más elevadas.

La tasa de emancipación residencial de la población joven de la Comunidad Valenciana es ligeramente superior a la media, aunque la escasa capacidad adquisitiva de los jóvenes no permite acceder a la compra o alquiler de vivienda, ya que el 64,8% de la población joven de menos de 30 años carece de salario y la población asalariada ostenta el cuarto salario medio más bajo de España.

El 19,5 % de los menores de 30 años de Extremadura han conseguido establecerse en una vivienda independiente a la de origen, un 10,14 % más que un año atrás.

La tasa de emancipación residencial de los menores de 30 años de Galicia es del 17,8%, la segunda más reducida.

En Madrid, la independencia residencial juvenil ha descendido hasta el 21,2 %, debido al cada vez más restrictivo mercado inmobiliario.

En Navarra también ha bajado, aunque el 23,3 % de esas personas ha logrado vivir en una vivienda independiente a la de origen.

Pese a que el nivel adquisitivo de los jóvenes del País Vasco es de los más altos, la rigidez del mercado inmobiliario limita el acceso a la independencia residencial de la mayoría, puesto que el esfuerzo económico a realizar para comprar una vivienda es el segundo más alto de España y, en el caso del alquiler, el cuarto más restrictivo.

En Ceuta y Melilla, la independencia residencial unipersonal es prácticamente inviable debido a los sueldos, pero los hogares compuestos por jóvenes sí podrían acceder a la compra o alquiler de vivienda sin riesgo de sobreendeudamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine