Blog 
SEMICIRCULO
RSS - Blog de Alberto Requena Rodríguez

Archivo

  • 07
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    tecnología Murcia

    CORRELATO NEURONAL DE LA CONSCIENCIA

     

    Los enlaces entre neuronas establecen las implicaciones de varias de ellas en la caracterización de los objetos que percibimos mediante los órganos perceptivos, entre otros el de la vista. Hay que llevar a cabo esos enlaces y un tipo de neurona piramidal en la capa cortical podría hacer ese trabajo. Se ha formulado la hipótesis de que la consciencia se da cuando algunas de esas neuronas se disparan con una frecuencia elevada (400 Hz o 500 Hz) o mantienen el disparo durante un tiempo grande. Las neuronas se disparan al mismo tiempo. El enlace solamente ocupa a unas pocas neuronas corticales en zonas corticales diferenciadas, que se disparan al mismo tiempo o durante un tiempo grande. La rapidez o la duración del disparo aumentan el efecto producido en aquellas neuronas en las que se proyecta, que son las implicadas en el objeto del que somos conscientes en ese momento. Incluso el disparo rápido puede activar alguna memoria de corto plazo.

     

    Esta forma de actuar no es razonable que pueda darse si se es consciente de más de un objeto a la vez. Con un solo objeto, ya hay que distinguir entre fondo y forma. Si la consciencia corresponde a un disparo rápido, podrían confundirse con facilidad los atributos de varios objetos. Un objeto solamente puede incorporarse a la consciencia si el cerebro lo “atiende”. Puede que el hecho de atender dispare, reforzando los dispares, pero también debilitará la actividad de las neuronas que responden a otros objetos. El movimiento de los ojos, supone dedicar atención a distintos objetos al enmarcar el campo visual en distintas posiciones. Si somos capaces de ver varios objetos al mismo tiempo es señal de que el mecanismo de la atención es rápido y trabaja entre movimientos de ojos, porque vemos varios objetos sin tener que mover los ojos.

     

    Hay otra alternativa consistente en que la atención supone que se disparen neuronas diferentes y de forma distinta, “disparo correlacionado” Ahora prestamos atención no solo a que tengan lugar los disparos sino el momento en el que se dan. Para un objeto se disparan todas al mismo tiempo, y para el otro también lo harán al mismo tiempo, pero en un instante diferente. De esta forma no se confunden las neuronas del primer grupo con las del segundo grupo ni con los posteriores, dado que no se disparan en el mismo momento. El tiempo de separación puede ser de unos milisegundos. Una neurona que reciba estas “espigas” (pulsos eléctricos que se propagan por las neuronas, como consecuencia de su actividad) extiende sus efectos durante un cierto tiempo, en función de los cambios de potencial eléctrico que tienen que viajar a través de las dendritas hasta el cuerpo celular. Puede haber otras demoras adicionales cuando viajan las espigas a lo largo de muchos axones diferentes. Así las cosas, los disparos neuronales tienen lugar en un tiempo que para el conjunto de neuronas pueden ser “simultáneos” pero en un intervalo de unos pocos milisegundos.

     

    Una teoría más elaborada incluiría los retardos inevitables correspondientes a la transmisión axonal, porque las sinapsis más alejadas del cuerpo celular recibirían la información algo antes que las más cercanas. Otra cosa es que, debido a las pequeñas diferencias en las demoras dendríticas, las señales ejercerán su máxima influencia en el cuerpo celular prácticamente al mismo tiempo. Todavía una versión más elaborada de la teoría consideraría la sincronización de los efectos inhibitorios que derivan de la actividad de las neuronas inhibitorias del entorno en el que tiene lugar la interconexión de éstas. Todas estas consideraciones inciden en la formulación de los modelos de simulación en ordenador para reflejar el comportamiento de las neuronas en circunstancias concretas. Las hasta ahora teorías e interpretaciones psicológicas, van dando paso a las interpretaciones neuronales abriendo la puerta a los correlatos neuronales de la consciencia. Hasta que no se alcance una interpretación molecular de la consciencia, hay distancia por recorrer, y hay que hacerlo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook