"Con la lotería de máquina llevamos desde 2010. Con quinielas de fútbol y Bonoloto, llevaremos alrededor de 35 años". "Yo ya di un Gordo con la otra Campana, y me tocó a mí también. En el 2005. Y nos fuimos de vacaciones a Lo Pagán", relata la veterana Francisca Hortigosa, dueña del bar La Campana, en la carretera de El Palmar.