Por primera vez en la historia de Estados Unidos, una mujer negra aspira a ser la vicepresidenta del país. Ya se ha hecho oficial la candidatura de Kámala Harris en la tercera jornada de la convención demócrata. Hoy, con dos pesos pesados: Hillary Clinton y el ex presidente Barack Obama."Tenemos que elegir a Joe Biden". Con esas palabras y con ese compromiso de unidad, Kamala Harris ha aceptado oficialmente la candidatura a la vicepresidencia de Estados Unidos.En la Tercera jornada de la convención demócrata, telemática y con invitados de excepción, que no se olvidan del rival de Donald Trump."Podría poner un poquito de interés y tomarse en serio el puesto que ocupa" dice Obama. "Ojalá Trump supiera ser presidente, porque America necesita un presidente justo ahora", responde Hilary Clinton. Sinfín de mensajes directos al candidato republicano. "Nunca se ha tomado en serio el cargo sino como un reality show para su propio beneficio", culmina el expresidente.El momento más emotivo ha sido este: la reivindicación del control de las armas de la congresista que en 2011 recibió un disparo en la cabeza en un acto público.En todos los discursos insisten en la necesidad de que los estadounidenses acudan a las urnas.