19 de julio de 2012
19.07.2012
Seguridad

El 62% de los empleados se llevan datos al abandonar su empresa

Un estudio señala la necesidad de las compañías de mejorar sus políticas de protección de la información corporativa

20.07.2012 | 02:13
Las empresas deben mejorar la protección de sus datos

Los empleados de las empresas españolas, un 62 por ciento se llevan datos de las compañías en las que trabajan al abandonar la empresa. La media española está por encima de la europea, que se sitúa en un 51 por ciento. Además, uno de cada tres empleados, un 32 por ciento, en alguna ocasión se ha llevado o reenviado información confidencial.

La seguridad de los datos en las empresas es fundamental, aunque todavía hay importantes carencias. Iron Mountain ha entrevistado a 2.000 empleados de distintas edades en empresas de Alemania, España, Francia y Reino Unido para conocer el tratamiento de la información que dan en sus empresa.

La principal conclusión del estudio es que las empresas y los trabajadores deben mejorar sus políticas de protección de la información corporativa. Uno de cada tres empleados (un 32 por ciento) ha asegurado que en más de una ocasión se ha llevado o ha reenviado información confidencial fuera de su oficina.

El problema se agrava enlos casos en que los trabajadores cambian de trabajo, momento en que la privacidad de la información sensible es especialmente vulnerable. El estudio ha demostrado que muchos empleados no tienen ningún escrúpulo en llevarse consigo información altamente confidencial o documentos importantes cuando se van de la empresa y la gran mayoría están convencidos de que no están haciendo nada malo.

La encuesta ha confirmado que la mitad de los empleados europeos, el 51 por ciento, se llevan información de sus empresas cuando cambian de trabajo, un 62 por ciento en España. Al parecer, una parte importante de estos trabajadores creen que la información confidencial sobre clientes les ayudará en su nuevo puesto, a pesar de las normativas de protección de datos que lo prohíben.

En cuanto al tipo de información que se sustrae de los sistemas empresariales, un 45 por ciento ha asegurado que ha retirado toman presentaciones, mientas el que 21 por ciento directamente se ha apropiado de propuestas de la empresa y el 18 por ciento de planes estratégicos y hojas de ruta de productos y servicios. Desde Iron Mountain han destacado que todos estos documentos son información altamente confidencial, esencial para que la empresa mantenga su ventaja competitiva, su reputación de marca y la confianza de sus clientes.

Por último el estudio sugiere que una falta de información adecuada sobre las políticas de gestión de la información o una aplicación inadecuada de las mismas puede ser un factor decisivo en casos de pérdida de información. Solo alrededor de la mitad, un 57 por ciento de los encuestados, ha declarado saber claramente cuándo la información es confidencial y un tercio, un 34,4 por ciento, ha explicado que desconocía que hubiera pautas de la compañía en cuanto a si la información podía o no sacarse de la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook