Arrugas de expresión, pérdida de volumen, manchas y flacidez. Estas son algunas de las principales manifestaciones del envejecimiento de la piel, que con el paso del tiempo se hace cada vez más evidente. Afortunadamente, la evolución tecnológica y médica ha llevado al desarrollo de técnicas y tratamientos cada vez más sofisticados de rejuvenecimiento facial.

Dicho envejecimiento, acerca del cual la doctora Eugenia Cutillas, jefa de la Unidad de Dermatología y Medicina Estética del Hospital Quirónsalud Murcia, analiza las principales causas y tratamientos, se muestra en cada una de las capas de la piel. Con los años, la epidermis, que es la capa más superficial de la piel, se adelgaza, y pierde parte de su función de retener agua para mantener nuestra piel luminosa y turgente. A nivel de la dermis, que es la segunda capa en profundidad de nuestra piel, disminuye la cantidad y la calidad de las fibras de colágeno, que es el gran andamio de nuestra piel, produciéndose microfracturas que se manifiestan en forma de arrugas.

Además, el tejido celular subcutáneo, que es la grasa de la tercera capa de la piel en profundidad, suele ir disminuyendo, y la reabsorción de los huesos y ligamentos sobre los que asienta provoca que tienda a ir hacia abajo siguiendo la ley de la gravedad. De esta manera aparecen esas arrugas que separan la mejilla de los labios o el mentón.

Debemos comenzar a cuidar nuestra piel desde pequeños, mediante la protección solar y la hidratación de nuestra piel

“Debemos comenzar a cuidar nuestra piel desde pequeños, mediante la protección solar y la hidratación de nuestra piel. Si esos cuidados se han llevado a cabo convenientemente, es posible que no requiera someterse a los tratamientos adicionales para mantener un aspecto saludable hasta más allá de los 40”, explica la experta de Quirónsalud Murcia.

¿Qué factores influyen en el envejecimiento de la piel?

El envejecimiento de la piel es el resultado de dos procesos: por un lado aparecen los cambios propios del paso del tiempo, lo que llamamos envejecimiento intrínseco; a este se suman los cambios debidos a la exposición solar y factores ambientales como el tabaco, contaminación, exposición abusiva a pantallas o factores hormonales, al que llamamos envejecimiento extrínseco.

Necesidades y tratamientos faciales para la piel según la edad

  • A los 20 años: Peeling químicos, que favorecen la eliminación de las capas más superficiales de la piel para devolverle la luminosidad y estimular la formación de colágeno.
  • Entre los 30-35 años: Se suelen hacer visibles las arrugas de expresión, siendo el momento idóneo para iniciar el tratamiento con toxina botulínica, con la que corregimos los gestos inestéticos que nos provocan las arrugas. Es especialmente útil para atenuar las arrugas del entrecejo y patas de gallo, antes de que estas arrugas se queden de forma permanente, incluso sin gesticular.
  • A partir de los 40 años: Tratamientos con rellenos de ácido hialurónico, con los que recuperamos el volumen perdido, sobre todo en el tercio medio de la cara o labios. A esta edad suelen ser visibles las manchas debidas a la exposición solar, que tratamos con láser.
  • A partir de los 50 años: Suele manifestarse el envejecimiento del cuello, con la principal aparición de flacidez. En estos casos se suele recomendar el tratamiento con toxina botulínica, colágeno y láser. Además, en esta edad suelen consultar por la aparición de manchas en las manos y el adelgazamiento de la piel en su dorso, de forma que estas se ven más ‘huesudas’, con venas, tendones y huesos más visibles. Se puede mejorar de forma ostensible mediante los rellenos de ácido hialurónico o de hidroxiapatita cálcica.

¿A qué edad debemos comenzar los tratamientos de rejuvenecimiento facial?

Debemos comenzar a cuidarnos desde pequeños, mediante la exposición solar y la hidratación de nuestra piel. Si esos cuidados se han llevado a cabo convenientemente, es posible que no requiera someterse a los tratamientos faciales adicionales para mantener un aspecto saludable hasta más allá de los 40. No obstante, los estudios con biopsia cutánea han demostrado que a partir de los 20 años comienza el descenso en la densidad del colágeno de nuestra piel en la mayoría de los casos. Sin embargo, los pacientes que se han protegido del sol con menos rigor o aquellos que gesticulan mucho suelen presentar arrugas de expresión incluso a partir de los 20 -25 años.

Además, disponemos de tratamientos faciales que buscan hidratar en profundidad las pieles más secas, o de peelings que devuelven a la piel la luminosidad que perdemos en verano. Este tipo de tratamientos son adecuados a cualquier edad y son especialmente demandados antes de eventos y fechas especiales. 

Tratamiento de lipofilling

Técnicas más efectivas de rejuvenecimiento facial

A la hora de recuperar la tersura y le juventud de nuestra piel, son varias las técnicas de rejuvenecimiento facial que ofrecen notables resultados:

  • Rellenos de ácido hialurónico: La más adecuada para devolver el volumen perdido por el paso del tiempo y rellenar arrugas en determinadas partes del rostro. Es muy útil para mejorar la asimetría en la sonrisa o corregir imperfecciones en la forma de la nariz.
  • Toxina botulínica: Su inyección en las zonas donde existen arrugas faciales de expresión, como son la frente, el entrecejo y el contorno de ojos, consigue relajar el músculo y hacer desaparecer las arrugas, pero siempre con un resultado natural.
  • Láser CO2: Es la técnica no quirúrgica más efectiva para mejorar las arrugas finas, corregir manchas y estimular la formación de colágeno simultáneamente.
  • Luz intensa pulsada: Se trata de un dispositivo de luz con el que se atenúan los pequeños vasos sanguíneos que forman rojeces en cara y escote, así como manchas derivadas de la edad. Tiene efecto tensor sobre la superficie de la piel a través de la estimulación de la formación de colágeno.
  • Peelings profundos y medios: Atenúan las arrugas superficiales y consiguen la eliminación de manchas para que el cutis muestre una mayor y renovada luminosidad.
  • Hilos tensores: Reposiciona la anatomía facial recuperando los ángulos y mejorando el descolgamiento de cara y cuello.
  • Rellenos con hidroxiapatita cálcica: Además de reponer la pérdida de volumen, se caracteriza por su gran efecto tensor, ya que estimula la formación natural de colágeno por parte de la piel. Se utiliza para tratar la flacidez cutánea en cara, cuello y dorso de manos.
  • Factores de crecimiento plaquetario: Se aprovecha la capacidad reparadora de algunos componentes sanguíneos del paciente para retrasar el proceso de envejecimiento y activar la regeneración celular obteniendo mejor calidad de la piel.
  • Microbótox: Consigue mejorar el enrojecimiento de la piel, tamaño de poros y el acné mediante microinyecciones muy superficiales de toxina botulínica.
  • Hidratación profunda: Mediante microinyecciones de ácido hialurónico se reponen las pérdidas ocasionadas por el paso del tiempo. Consigue mejorar la elasticidad y firmeza de la piel aportando un plus de hidratación y nutrición, lo que se traduce en una piel más luminosa.

¿Por qué siempre deben realizarse estos tratamientos faciales en especialistas en dermatología?

Porque el dermatólogo es el especialista en el cuidado de la piel sana y enferma. Nuestra formación está supervisada por la Comisión Nacional de Especialidades del Ministerio de Sanidad para garantizar que los conocimientos adquiridos durante nuestro período de formación sean suficientes y adecuados. Actualmente existen vacíos legales que están permitiendo que profesionales no médicos lleven a cabo procedimientos de estética. Los pacientes deben asegurarse de que el profesional que les va a tratar tienen la formación adecuada para diagnosticar los problemas de nuestra piel, llevar a cabo los procedimientos terapéuticos necesarios y solucionar las posibles complicaciones que puedan surgir.

¿Qué tratamientos de rejuvenecimiento facial podemos aprovechar para realizarnos ahora que el uso de la mascarilla es obligatorio?

El uso de la mascarilla ha puesto el foco de nuestra atención en aquellas localizaciones que quedan al descubierto, sobre todo la frente, zona periocular, ojeras y escote. Para mejorar estas localizaciones sin generar efectos adversos visibles inmediatos, la toxina botulínica y los rellenos de ácido hialurónico son nuestros grandes aliados.

Además, el hecho de llevar la mascarilla nos permite llevar a cabo tratamientos de rejuvenecimiento facial más agresivos y con resultados duraderos en torno a la boca, como las arrugas denominadas de ‘código de barras’. Se trata de procedimientos que en condiciones normales se llevan a cabo con menos frecuencia por la inflamación que generan los primeros días que en estos tiempos pueden pasar perfectamente desapercibidos si usamos la mascarilla. De esta forma luciremos una piel renovada, recuperando su aspecto joven y saludable para lucirla cuando mejore la pandemia y no necesitemos llevar la mascarilla.

Solicita información acerca de los tratamientos de rejuvenecimiento facial en el hospital Quirónsalud Murcia

Quirónsalud Murcia Baez Studio

Más sobre Quirónsalud Murcia

Dirección: Calle Miguel Hernández, 12, 30011 Murcia

Teléfono: 968365000