20 de febrero de 2020
20.02.2020
La Opinión de Murcia
Salud

El 80% de los murcianos con Hepatitis C no está diagnosticado

El 30% de infectados por el virus logra eliminar el virus sin tratamiento alguno y solo el 20% presenta síntomas, lo que dificulta que se conozca el número de casos

20.02.2020 | 15:08
Un paciente infectado con el virus muestra la ictericia visible en la palma de su mano.

Ocho de cada diez infectados por Hepatitis C no están diagnosticados, según han informado especialistas de Quirónsalud en comunicado en el que han recordado que la Hepatitis C es una enfermedad infecciosa que consiste en la inflamación del hígado causada por dicho virus y cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas a una enfermedad grave de por vida.

El doctor Víctor Vera, especialista de Medicina Interna del Hospital Quirónsalud Murcia, ha indicado que "por lo general, las nuevas infecciones son asintomáticas y el 30 por ciento de los infectados logra eliminar el virus espontáneamente, sin tratamiento alguno.

El periodo de incubación de la enfermedad es de 2 semanas a 6 meses, y solo el 20 por ciento de los enfermos presenta síntomas como fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orinas oscuras, heces claras, dolores articulares e ictericia.

Su vía de contagio más habitual suele ser la sangre, como detalla el doctor Francisco Mora, especialista en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas de Quirónsalud Torrevieja. "Suele darse por consumo de drogas inyectables; tatuajes realizados con material no esterilizado; transfusiones de sangre o hemoderivados sin analizar; prácticas sexuales que conllevan exposición a sangre y, en menor medida, de madre infectada a su hijo".

Entre los colectivos de mayor riesgo se encuentran los usuarios de drogas inyectables, pero, como advierte el doctor Moisés Diago, especialista en hepatología del servicio de Aparato Digestivo de Quirónsalud Valencia, "la mayoría de casos no diagnosticados actualmente están en la población general sin riesgos aparentes ya que fueron transmisiones que se dieron en el pasado por jeringuillas no desechables, cuyo uso desapareció en 1975, o transfusiones no controladas anteriores a 1990, cuando se introdujo el test a los donantes de sangre".

Así, "una persona puede tener el virus desde su infancia y desconocer que lo tiene si no se realiza un análisis específico".

UNA ENFERMEDAD CURABLE

Gracias a la introducción en 2014 de los antivirales de acción directa administrados por vía oral y sin efectos secundarios, la hepatitis C es una enfermedad curable en prácticamente su totalidad.

Esto ha permitido tratar en España 140.000 pacientes, aproximadamente el total de los pacientes diagnosticados, "si bien sabemos que existen gran número de pacientes sin tratar que desconocen que padecen la enfermedad", apunta el doctor Diago.

Gracias a la introducción del tratamiento masivo de pacientes con antivirales han disminuido las listas de espera de trasplante de hígado en pacientes portadores del virus C, así como los ingresos por cirrosis hepática descompensada característico de esta enfermedad.

AUMENTAN LAS MUERTES ASOCIADAS A MALOS HÁBITOS

Según el Atlas de Nacional de Mortalidad en España, elaborado por la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria de la Comunidad Valenciana (Fisabio), se han incrementado los fallecimientos asociados a las patologías relacionadas con el envejecimiento y los malos hábitos como serían el Alzheimer, los trastornos mentales, la hipertensión y las relacionadas con la nutrición, entre otras, en detrimento de otras patologías con mayor índice de mortalidad décadas atrás como la diabetes y la enfermedad cardiovascular.

El estudio destaca el aumento de muertes por enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas, a excepción de la diabetes, a las que añade patologías asociadas a la hipertensión y los tumores malignos como el melanoma.

El estudio también pone el foco de atención en la muerte por hepatitis vírica, donde Alcoy y Crevillente presentan mayores índices.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook