10 de febrero de 2020
10.02.2020
Cáncer

¿Qué es la braquiterapia?

Esta técnica apenas causa efectos secundarios en el paciente y sirve para tratar cánceres de cabeza y cuello, cuello uterino, próstata y de ojo

10.02.2020 | 13:26
¿Qué es la braquiterapia?

La donación realizada por Amancio Ortega meses atrás en la Región ha permitido poner en marcha en la Arrixaca un tratamiento de braquiterapia para atender a pacientes con diversos tipos de cáncer para los que sea recomendable esta técnica.

La braquiterapia es un tipo de radioterapia interna en la cual se colocan 'semillas' o cápsulas con radiación en el cuerpo, dentro o cerca del tumor. Se trata de un tratamiento local que tan solo trata una parte específica del cuerpo. La braquiterapia se emplea habitualmente para tratar cánceres de cabeza y cuello, de seno, cuello uterino, próstata y de ojo.

La cápsula se coloca a través de un catéter normalmente. Esto depende del tipo de cáncer que tenga el paciente, ya que también se puede realizar a través de un aplicador, que es un dispositivo más grande que el anterior. 

Tipos de colocación de braquiterapia

-Braquiterapia intracavitaria, en la que la fuente de radiación se coloca dentro de una cavidad del cuerpo. Por ejemplo, en la vagina para tratar cáncer de cuello uterino.
-Braquiterapia intersticial, en la que la fuente de radiación se coloca dentro del tumor. Se usa para cáncer de próstata.
-Braquiterapia episcleral, en la que se adhiere al ojo. Se usa para tratar el melanoma de ojo.

Una vez que el catéter o el aplicador está en su lugar, la fuente de radiación se coloca dentro. Esta puede permanecer en su lugar unos minutos, durante días o de forma permanente. El tiempo que estará en ese lugar depende del tipo de fuente de radiación, del tipo de cáncer, de la ubicación del cáncer en el cuerpo, de su salud y de otros tratamientos del cáncer que haya recibido.

Tipos de braquiterapia


-Implantes con índice de dosis baja (LDR): en este tipo de braquiterapia, la fuente de radiación permanece en el lugar de 1 a 7 días. Es posible que el paciente permanezca en el hospital durante ese tiempo. Una vez terminado el tratamiento, el doctor retirará la fuente de radiación y el catéter o el aplicador.

-Implantes con índice de dosis alta (HDR): En este tipo de braquiterapia, la fuente de radiación se deja en el lugar solo de 10 a 20 minutos y luego se retira. Es posible que tenga tratamiento dos veces al día de 2 a 5 días o una vez a la semana por 2 a 5 semanas. El programa depende del tipo de cáncer.

-Implantes permanentes: Después de colocar la fuente de radiación en su lugar, se retira el catéter. Los implantes permanecen en el cuerpo el resto de la vida, pero la radiación se hace más débil cada día. Al pasar el tiempo, casi toda la radiación desaparecerá. Cuando la radiación se pone al principio en su lugar, puede ser necesario limitar el tiempo que se pasa con otras personas, sobre todo con niños y mujeres embarazadas, y que se tomen otras medidas de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook