31 de octubre de 2019
31.10.2019
Consejos

Cinco remedios caseros para aliviar la tos

Las uvas, la miel o el jengibre pueden ayudarte a combatir esta dolencia tan típica del otoño

31.10.2019 | 11:23

La bajada de temperaturas que trae consigo el otoño hace que vuelvan a hacer aparición algunas de las dolencias más típicas de esta época de año. Una de ellas es la tos, una infección de las vías respiratorias que puede llegar a ser bastante molesta.

Aunque en la farmacia existen un sinfín de tratamientos que se pueden utilizar para combatir esta infección, también hay numerosos trucos naturales que pueden ayudar a suavizarla. Estos son cinco de los remedios caseros más efectivos para aliviar la tos.

Vapores de hojas de eucalipto

Shutterstock

El vapor es uno de los mejores remedios caseros para combatir la tos, la congestión nasal o el resfriado. Pon a hervir en una olla unas hojas de eucalipto con agua. Acerca la cara a la olla para inhalar el vapor durante unos veinte minutos y tapate con una toalla para no dejarlo escapar.

Jarabe de miel, limón y jengibre

Shutterstock

Mezcla en un frasco con tapa varias rodajas de limón con dos cucharaditas de jengibre picado y un poco de miel. Ciérralo y déjalo en la nevera hasta que se forme una capa gelatinosa. Para tomar este remedio casero contra la tos sólo tendrás que mezclar una cucharada de este jarabe con un poco de agua caliente. Este jarabe puede conservarse en la nevera hasta tres meses.

Infusiones de ajo o cebolla

Shutterstock

En el caso del ajo, es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayuda al cuerpo a combatir la gripe o la tos seca. Tanto este producto como la cebolla son buenos aliados para combatir las molestias gripales y te ayudarán a sentirte mejor. Si su sabor te parece demasiado fuerte, puedes endulzarlas con miel, pero no con azúcar, ya que inhibe sus cualidades naturales curativas.

Gárgaras de sal

Shutterstock

Uno de los remedios más efectivos para aliviar la tos seca consiste en hacer gárgaras de sal, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Para llevar a cabo esta práctica hay que verter una cucharada de sal en un vaso de agua tibia. Se puede hacer varias veces al día.

Las uvas

Shutterstock

Esta fruta tiene muchos beneficios para el organismo. Uno de los más desconocidos quizás sea su función como expectorante natural. Si tienes tos productiva puedes probar a comer uvas al menos una vez al día o hacer con ellas un zumo. Añádele un poco de miel para hacerlo más dulce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook