08 de octubre de 2019
08.10.2019
Salud

Más de la mitad de los murcianos acude a doctor Google tras ir a su médico

Casi 6 de cada 10 personas contrasta el diagnóstico que le ha dado un profesional sanitario con información que encuentra por internet

08.10.2019 | 15:25
Más de la mitad de los murcianos acude a doctor Google tras ir a su médico

La hiperconectividad en la que vive la sociedad hoy en día es una realidad que lleva muchos años en auge y no para de crecer. Esto también ha cambiado la forma de relacionarse de las personas con su propia salud y autocuidado. Por ello, hoy en día internet juega un papel clave en las nuevas tendencias relacionadas con la salud. Esto es lo que se desprende de los resultados del III Barómetro sobre Autocuidado de la población española elaborado por PiC, marca especialista en productos para el autocuidado de la salud, según los cuales, nos enfrentamos a los e-pacientes, ya que más de la mitad de los murcianos (54,3%) acude de manera continua al doctor Google tras visitar al médico.


Pero este cambio en el paradigma no es solo tras acudir al médico, sino que se trata de una rutina instaurada en los hábitos de los murcianos: el 82,7% consulta información de manera recurrente en internet, sea para cuestiones generales de autocuidado, o para cosas concretas.

Estas búsquedas de información a un solo click se dividen en diversas fuentes, principalmente en blogs profesionales de la salud (56,7%) y páginas profesionales (55,2%), pero, lo alarmante, es que 1 de cada 3 acude a blogs en los que interviene población en general como fuente de información (35,8%) y 1 de cada 4 a Wikipedia (22,4%), pudiendo caer en la desinformación de la red, ya que además, más del 60% de los encuestados afirman fiarse de lo que encuentren online, aunque más tarde lo consulten con un especialista.

Incrementan los murcianos que afirman padecer una enfermedad crónica

Más allá de los habitos online de consulta de los encuestados, el porcentaje de murcianos que afirma tener una enfermedad crónica tratable por estos métodos llega a un 58%, una subida notable en comparación con 2018 que se situaba en un 44,6%. Este crecimiento se atribuye principalmente a que los encuestados afirman padecer en mayor medida enfermedades crónicas de diferente índole, como pueden ser el dolor de espalda, con un 17,3%, la obesidad, que llega hasta el 13,6% y la hipertensión con un 11,1%.

A pesar de que las diferencias son notables de un año a otro, es comprensible que los porcentajes crezcan a medida que aumenta el número de personas que padecen una dolencia crónica, en especial aquella relacionada con dolores en la espalda, un mal común derivado de la proliferación de trabajos en oficinas que requieren estar sentado muchas horas al día.

Aptitud y actitud: la importancia del autocuidado

Esta subida de los datos reafirma la importancia del autocuidado. El autocuidado, como aptitud y actitud es una combinación de información que deben aportar profesionales de la salud y constancia voluntaria para llevar a cabo diferentes prácticas, algo que debe hacerse de forma sistemática con el objetivo de no solo de consevar la salud, sino también de prevenir y tratar enfermedades crónicas que pueden paliarse o suavizar sus efectos mediante estas prácticas.

Queda claro que, aunque los encuestados se decanten por ciertas prácticas como la definición del autocuidado, como alimentarse de manera adecuada (84%), controlar de manera habitual los parámetros de salud como peso, tensión, azúcar, etc. (64,3%) o mantener una actividad física regular (85,2%), las prácticas de autocuidado deben estar siempre supervisadas por profesionales que adecúen las necesidades de cada persona basándose en su edad, género o situación de salud entre otras características, para lograr verdaderamente aplicar de manera acertada los beneficios de un autocuidado correcto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook