12 de julio de 2019
12.07.2019
La Opinión de Murcia
Deporte

Diez recomendaciones para hacer ejercicio en verano y evitar los golpes de calor

Cuidar la hidratación, no olvidar la protección solar y evitar la exposición directa al sol son algunos de los consejos

12.07.2019 | 14:02
Hidratarse es fundamental cuando hacemos deporte en verano.

Somos conscientes de las altas temperaturas que se registran en la península durante los meses estivales y de cómo esto afecta directamente a la población. Entre los principales resultados que se han podido obtener está el dato de que un 20% de la población ha sufrido, en algún momento de su vida, un golpe de calor.

Para evitar este tipo de dolencias es importante seguir recomendaciones como cuidar la hidratación, no olvidar la protección solar y evitar la exposición directa al sol durante las horas de más calor. Estos consejos se vuelven aún más importantes en el caso de estar realizando ejercicio físico. Y es que un 75% de los españoles afirma seguir realizando ejercicio durante los meses de verano. Conscientes de la influencia que puede tener la práctica de deporte en los posibles golpes de calor, la compañía especializada en el sector de la climatización Daikin ha trabajado un decálogo de consejos para practicar deporte de manera segura de la mano del Dr. Ramírez, especialista en medicina deportiva, Director de la Clínica HLA Dr. Sanz Vázquez y de los Servicios Médicos de la Real Federación Española de Atletismo.

Los consejos

Cuidar la hidratación: La hidratación es fundamental a la hora de practicar ejercicio con altas temperaturas y es imprescindible beber agua durante la práctica de cualquier actividad física que se desarrolle durante más de 15 minutos.

Vigilar la temperatura de las bebidas que se van a ingestar: Si el agua que vamos a beber durante la práctica de deporte está demasiado fría podría ser contraproducente, provocando incluso diarrea y/o vómitos.

Elegir el momento adecuado del día para realizar deporte: Lo más aconsejable es realizar la actividad física a primera hora o a última hora del día.

Elegir bien la vestimenta: Ésta debe protegernos de la radiación solar y ser ligera para facilitar la evacuación del sudor.

Vigilar la alimentación: Es fundamental hacer comidas ligeras que aporten mucha agua como pueden ser ensaldas, frutars, verduras o zumos.

Apostar por lugares frescos: Siempre que sea posible, lo ideal es optar por lugares frescos y a la sombra a la hora de realizar ejercicio. De esta forma se podrá reducir la radiación directa del sol mientras se practica deporte.

Utilizar protección solar: Lo más recomendable es usar protección solar 50+ y gafas de sol. Encuentra aquí algunos remedios caseros para las quemaduras del sol.

Hidratarse después del ejercicio: Es importante hidratarse tras la práctica de ejercicio, preferiblemente con bebidas energéticas altas en vitaminas y minerales.

Adaptar la meta a la temperatura ambiente: Equilibrando los objetivos que se persiguen a las condiciones climáticas del momento.

Ser consciente de la tolerancia a las altas temperaturas: Cada uno debe ser consciente de su grado de tolerancia al calor adaptándose de manera progresiva a las altas temperaturas durante aproximadamente dos semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook