21 de junio de 2019
21.06.2019
La Opinión de Murcia

Cáncer de piel: la importancia del diagnóstico precoz para la curación del melanoma

La sintomatología que presenta este tipo de cáncer suele ser la de una lesión pigmentada o lunar que experimenta un cambio en el tamaño, forma o color como advierten los expertos de QuirónSalud Murcia

21.06.2019 | 17:53
Cáncer de piel: la importancia del diagnóstico precoz para la curación del melanoma

Cada año se registra una media de 160 nuevos casos de melanomas cutáneos en la Región de Murcia, responsables de 29 muertes anuales por esta causa, según datos de la Consejería de Salud. "Esta tasa de supervivencia pone en evidencia la alta efectividad del diagnóstico precoz, así como de los tratamientos aplicados para la curación de este tipo de cáncer", según explica el doctor Miguel Lova, especialista de la Unidad de dermatología del Hospital Quirónsalud Murcia.

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se produce cuando las células denominadas melanocitos, que dan color a nuestra piel, se transforman en malignas. La Sociedad Española de Oncología Médica indica que la incidencia de este tipo de cáncer ha aumentado hasta veinte veces en apenas dos décadas. A juicio del doctor Lova, este incremento tiene su origen en nuestros hábitos de exposición solar y de bronceado, la migración de poblaciones de piel clara a entornos soleados como el español, el aumento de los deportes acuáticos o al aire libre, además de factores ambientales como el cambio climático y el deterioro atmosférico por la contaminación.

Las personas de piel clara, pecosa, rubia, y sobre todo las pelirrojas, son especialmente sensibles a padecer un melanoma, además de las que tienen un alto número de lunares, especialmente quienes sufrieron quemaduras solares en la infancia. Otro grupo que debe cuidarse y controlarse es el de pacientes con alteración de la inmunidad, ya sea por enfermedades o por fármacos. El dermatólogo Lova destaca que "quizá uno de los sectores más sensibles de la población sea aquel que ya ha padecido un melanoma, porque tiene una probabilidad superior de padecer un segundo, así como los familiares directos de dichos pacientes, que deben seguir un control estricto".

La sintomatología que presenta este tipo de cáncer suele ser la de una lesión pigmentada en nuestra piel que experimenta un cambio en el tamaño, forma o color. Su localización más frecuente difiere según el sexo: es más habitual en la parte del tronco en hombres y en las extremidades inferiores en mujeres.

Detección y prevención

Para detectar el melanoma, el doctor Lova aconseja seguir las reglas del ABCDE, siglas que se refieren a la asimetría de este tipo de lesiones, bordes irregulares, color heterogéneo y diámetro superior a seis milímetros. "Sin embargo", apunta el especialista, "estos hallazgos no se cumplen en todos los melanomas, de ahí que el más importante sea la E, su evolución: cualquier cambio en un lunar debe ser valorado por un dermatólogo".

El especialista de Quirónsalud Murcia aconseja que, para prevenir el melanoma y otros tipos de cáncer de piel, se eviten las exposiciones solares en horarios de máxima radiación, especialmente en niños, pacientes de piel muy clara o que tengan factores predisponentes para tener un melanoma. También es necesario usar siempre protector solar y repetir su uso cada dos horas, y con mayor frecuencia si vamos a meternos al agua o sudar profusamente, así como vestirse con ropa adecuada y llevar gorro o sombrero y gafas de sol correctamente homologadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook